Conservar el salchichón ibérico en 8 pasos

El salchichón ibérico es un embutido de alta calidad muy apreciado. Para su elaboración se utilizan carnes ibéricas seleccionadas y una mezcla de especias que aportan ese olor y sabor tan característicos.


Cómo conservar el salchichón ibérico

Tratándose, como se trata, de un embutido de excepcional calidad, el método de conservación es fundamental. Debe evitarse que, desde la producción del embutido a la apertura de este por el consumidor final, se pierdan propiedades, matices y aromas de la carne. Para ello utilizamos el envasado al vacío

A diferencia del método de conservación por congelación, el envasado al vacío nos permite que la carne se conserve tal y como la hemos producido sin que sufra ningún tipo de alteración en la receta tradicional. 

El envasado al vacío permite conservar el salchichón ibérico de bellota con total seguridad, dando como resultado que el salchichón que llega a vuestras casas sea exactamente el mismo que hemos testeado y aprobado con nuestros expertos.

Envasar al vacío el salchichón ibérico para su conservación no es otra cosa que extraer todo el aire entre el envase y el producto para que este permanezca intacto. 


¿Cuánto tiempo dura un salchichón?

Las carnes envasadas al vacío duran entre 3 y 5 veces más que las carnes preservadas mediante otros métodos de conservación. 

Como tenemos entrega en 24-48 horas desde salida del secadero y por tanto del frío (no enviamos nada en verano los viernes), el producto no sufre ni pierde un ápice de calidad.

A la pregunta de cuánto tiempo dura un salchichón envasado al vacío, la respuesta es que depende. 

Por este motivo la adquisición online de productos de alta gama como el salchichón ibérico garantizan una mayor durabilidad del alimento, ya que se entregan directamente en la puerta de vuestra casa sin abandonar en ningún momento su temperatura ideal de conservación.

Para saber cuánto dura nuestro salchichón ibérico antes de ser abierto, te recomendamos que sigas la fecha que indicada en su envase. El salchichón lleva una fecha se consumo preferente, es de un año desde la fecha de envasado pero no es absoluta, puede consumirse en condiciones idénticas de calidad mucho después, si bien para ello es necesario conservarlo al vacío en frío (en la nevera). Esto es primordial si la temperatura ambiente supera los 25 grados, por eso en verano es necesaria la refrigeración y en invierno no


¿Por qué conservar el salchichón ibérico?

La razón de conservar el salchichón ibérico es, como decimos, proteger los matices y aromas de la carne para que puedan disfrutarse plenamente y sin ningún tipo de alteración. Utilizamos métodos de curación y especiado tradicionales que le otorgan a nuestros productos verdad, historia y un sabor inimitable. Nuestra principal prioridad es transmitiros esto en cada rodaja de salchichón. Por eso es tan importante su método de conservación antes y después de su apertura en casa.

 

conservar salchichon iberico

 

Métodos: conservar una vez abierto

Veamos ahora cómo conservar el salchichón ibérico una vez abierto su envase. Si sigues nuestros consejos podrás disfrutar de este productazo con la misma intensidad del primer día. 

Pasos para conservar el salchichón abierto

En caso de que no cuentes con una envasadora al vacío en casa (por cierto, algo de lo más normal) la mejor manera de conservar el salchichón ibérico en las mejores condiciones es seguir los siguientes pasos:

 

  1. Escoge un lugar adecuado

     

Siempre que guardes embutido de calidad debe ser en un lugar lo más oscuro, fresco y seco que tengas en casa. El embutido ibérico no tiene por qué conservarse en la nevera si la temperatura, como indicamos arriba, no supera los 25 grados. En caso de conservarlo en el frigorífico, se recomienda guardar el embutido en uno de los compartimentos de la nevera cerrados como cajones o queseras.

 

  1. Cuélgalo correctamente

    Una vez empezado, el salchichón ibérico debe colgarse hacia abajo. Es decir, la parte por la que lo hemos comenzado debe quedar hacia abajo para que la grasa del mismo circule en esa dirección y ayude a mantener el embutido uniformemente engrasado y jugoso. 

     

    1. Dale tiempo

      Si tenemos el salchichón en la nevera, lo sacaremos del frío y retirar del vacío 90 minutos antes de consumir (viene en nuestro etiquetado) esto es para que atempere y sude, recuperando su sabor.

       

      1. Diferencias de conservación entre verano e invierno

        Si el ambiente está menos de 25 grados se saca del vacío y se cuelga en lugar seco (si no se enmohece) y apartado de la luz. Puede durar más de una semana  sin perder propiedades (incluso las gana porque se endurece y coge más sabor a curado). Esto no ocurre por encima de esa temperatura.

        Si lo conservamos de esta forma en verano suda demasiado y se reduce el tiempo en que puede estar colgado. Hasta dos días pueden ser mucho en localizaciones en las que se superen los 35 grados.  Es por esto que durante el verano es mejor volver a meterlo en la nevera una vez abierto (mejor envuelto en film plástico) y repetir la operación de atemperado antes de volver a comerlo.


        1. Mantén el embutido bien aislado

         

        Si tienes que guardar el salchichón en la nevera es importante que lo hagas lo más hermetizado posible. Para ello, utiliza una bolsa de congelación con cierre o, en su defecto, papel film. No guardes tu salchichón ibérico en contacto directo con otros alimentos.


        1. La piel no se quita

         

        Cuando procedas al corte del salchichón, intenta que la piel de la carne que no vas a consumir no se retire. La tripa del embutido es su preservador natural e influye mucho en el mantenimiento de la carne.


        1. Protege la zona de corte

         

        Puedes hidratar el corte del embutido con un poco de aceite de oliva y cubrirlo con papel film o de aluminio a medida que vayas avanzando en su consumo. Esto también evitará que algún insecto como las moscas se pose en nuestro delicado embutido.


        1. El corte importa

         

        Utilizar el cuchillo adecuado (liso y bien afilado) es importante para que las fibras no se abran. Cuanto más limpio sea el corte, menos se rasgará el embutido y mejor será la conservación de los centímetros expuestos. El corte se hará de forma longitudinal en diagonal. Esta inclinación contribuye a que la grasa circule mejor en la caída posterior.

        Deja un comentario

        Share information about your brand with your customers. Describe a product, make announcements, or welcome customers to your store.