Congelar jamón Ibérico

Congelar jamón ibérico ¿Se puede congelar el jamón ibérico?

por Eva Robledo en Oct 17, 2023

Pocas delicias pueden compararse con la exquisitez del jamón ibérico, un manjar que hace agua la boca, provocando delirio en cada bocado. Dispuestos a disfrutarlo, nos damos cuenta de que, por suerte, tenemos jamón para rato. Es aquí el origen de la cuestión, ¿qué haremos con el resto?

Hoy os traemos una incógnita que genera muchas dudas, ¿se puede congelar el jamón ibérico? Vamos a desvelar juntos este misterio y ayudarte a que puedas conservar de la mejor manera nuestro riquísimo jamón ibérico.

¡Desvelemos el misterio!

 

Opta por envases al vacío

Sabemos cuanto anhelas preservar la calidad y el sabor auténtico de tu jamón ibérico. Por eso, desde RR Ibéricos, te aconsejamos que escojas siempre, de ser posible, los productos que están envasados al vacío.

Es la manera más correcta de preservar el sabor y calidad de este producto. Te asegurarás de no exponer tu valioso jamón ibérico a posibles deterioros.



¿Por qué elegir comprar jamón Ibérico envasado al vacío? Simple: Porque ofrece varias ventajas claves, como una mayor vida útil, preservación del sabor y textura, evitando pérdida de aromas, facilitando el almacenamiento y reduciendo el riesgo de contaminación. Lo que hace que sea una elección conveniente y segura para cuidar de nuestro jamón ibérico, asegurándonos de disfrutar su calidad durante más tiempo.

  

Y la pregunta del millón, ¿se puede congelar el jamón ibérico?

Como aclaramos en el párrafo anterior, desde RR Ibéricos no es algo que recomendamos hacer, pero hay que admitir que poder, se puede congelar el jamón ibérico, aunque ya sabemos que no es lo más óptimo.


Aquí es importante entender que al momento de someter nuestro tesoro ibérico al frío del congelador, algunos cambios en su textura y sabor serán inevitables.

Pero tranquilidad, existen algunas formas de que puedas congelar tu jamón ibérico de una manera adecuada y así, minimizar los efectos negativos para disfrutar de la mejor calidad posible después de la descongelación.

¿Como congelar el jamón ibérico?

Primero, es esencial que tengamos cortado el jamón en porciones pequeñas para, de esta manera, facilitar su posterior descongelación.

¡Ojo! No es recomendable que lo cortes en lonchas muy finas, ya que estas pueden perder fácilmente su textura durante el proceso de congelación y descongelación. Luego, envolveremos cada porción en papel film, prestando mucha atención, para asegurarnos que quede bien sellado.

 



Antes de llevar nuestro jamón ibérico a congelar, vamos a colocar las porciones envueltas en una bolsa de congelador hermética y a eliminar la mayor cantidad posible de aire antes de sellarla. Esto ayudará a evitar la pérdida de humedad y la contaminación de olores de otros alimentos.

Como consejo práctico, es útil que etiquetes las bolsas con la fecha, ya que tiene que consumirse en un periodo comprendido entre uno y tres meses, pues si pasa más tiempo puede perder algunas de sus propiedades y no queremos que eso suceda, ¿verdad?

Con los pasos previos realizados, llevaremos nuestro jamón ibérico a congelar a una temperatura igual o inferior a 18 grados bajo cero, siempre y cuando esté en perfecto estado de curación. Lo que implica que, si ya han pasado varias semanas desde que se abrió la pieza, será preferible optar por no congelar este producto.

Entonces, ¿cómo descongelo mi jamón Ibérico?

Vamos a descongelar nuestro jamón ibérico lentamente. Esto implica sacarlos del congelador y pasarlo al refrigerador durante al menos 24 horas antes de su consumo.

Evitemos descongelar el jamón a temperatura ambiente, porque al hacerlo afectaremos su textura y sabor.

Una vez descongelado ya no hay vuelta atrás, lo que significa que no puedes volver a congelarlo y es conveniente consumirlo en un plazo razonable para mantener toda su frescura, aunque entendemos que teniéndolo a la vista eso no será un problema.

Y por si te has quedado con alguna duda, aquí te dejo algunos consejos extra sobre la conservación del jamón ibérico.

En conclusión

Cuando nos enfrentamos a la pregunta de si se puede congelar el jamón ibérico, ahora sabemos que la respuesta es sí, aunque no es la mejor opción. Como aclaramos más arriba, desde RR Ibéricos te aconsejamos que lo ideal es que adquieras el producto envasado al vacío con el fin de preservar toda la calidad y el sabor auténtico, y así disfrutarlo como el primer día.

Recuerda que, nuestro delicioso jamón ibérico está realizado de manera artesanal, con lo cual es fundamental que lo conserves de manera adecuada y respetes sus indicaciones de conservación.

Sin embargo, si esta opción no está a tu alcance, siguiendo las pautas que te hemos dejado, estamos seguros de que lo conseguirás. Asegúrate de descongelarlo con paciencia y amor en el refrigerador para que no pierda su frescura y sabor.

Esperamos que nuestra ayuda te haya resultado útil y que puedas disipar cualquier temor que tuvieras sobre la conservación de nuestro apreciado jamón.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Entrega gratis

Por compras superiores a 120€

Contáctanos

Resolvemos tus dudas

Pago seguro

Plataforma de pagos de Shopify