Como empezar un jamón ibérico - Productos ibéricos de bellota - RR

Como empezar un jamón ibérico

por Eva Robledo en Oct 24, 2023

Con un aroma tentador y su sabor exquisito, el jamón ibérico, con su seductora textura, nos sumerge en un viaje sensorial al degustarlo. 

Es normal que sientas algunas dudas, incluso miedo, al momento de preguntarte:¿Cómo empezar un jamón ibérico?, pero es lógico, no nacemos sabiendo. 

Hoy, desde RR ibéricos, te propongo adentrarnos al ritual que simboliza comenzar un jamón ibérico. La idea es simple: ayudarte a ganar confianza para el momento de empezar el tuyo y, sobre todo, disfrutar haciéndolo. 


¡Comencemos!


La anatomía del jamón ibérico

Antes de empezar a adentrarnos en cómo comenzar una pata de jamón ibérico, creemos que es importante que sepas identificar cada zona que lo compone. Vale aclarar, que, no hay una forma correcta para abrir nuestro jamón, pero hay que entender que cada una de las partes influye en cómo lo abrimos según el uso que le demos.  


Nuestra pata tiene tres zonas principales: la babilla, la maza y la contramaza.

  • La babilla: está encajada entre el fémur y la cadera, en la parte opuesta de la maza; es menos jugosa que la maza, pues está rodeada de menor cantidad de grasa exterior porque está más próxima al hueso, lo que la hace que sea una carne más curada, con menos grasa y de un tono más oscuro.
  • La maza: es la parte más ancha de nuestra pata, posee más carne, y su sabor es tierno e intenso. Las lonchas que se obtienen de esta zona son más jugosas y su tonalidad más encendida.
  • La contramaza: situada debajo de la maza, su gusto es bastante similar.

 

partes del jamón

 

 

Nuestros aliados

Ahora que podemos identificar cada parte de nuestro jamón, vamos el momento de la acción. Pero antes necesitaremos algunos utensilios que nos ayudarán:

  • Jamonero
  • Cuchillo jamonero (corte largo y delgado)
  • Cuchillo de deshuesar o puntilla
  • Afilador o chaira
  • Pinza o tenedor

Pero, ¿por dónde empezar un jamón ibérico?

Suele ser la duda que aparece en nuestra mente cuando acabamos de comprar nuestro jamón ibérico. La respuesta dependerá de la rapidez con la que vayamos a consumir nuestro producto. Teniendo en cuenta esto, hay dos zonas de corte diferenciadas para inaugurar nuestro manjar.

 

Pata de jamón ibérico

 

Si vamos a destinar nuestra pieza para un consumo familiar (tiempo medio de consumo de 1 mes y medio), sugerimos iniciar el corte del jamón ibérico desde la parte de la babilla.

Como ya hemos explicado, esta sección está más curada y posee menos jugosidad, dotándola de aromas más delicados. Para ello, colocaremos nuestro jamón en el jamonero con la pezuña hacia abajo, de modo que la zona de la babilla quede en la posición superior, lista para comenzar a cortar.


Ahora bien, cuando el propósito de compartir nuestro jamón ibérico es para una celebración, en eventos o como consumo hostelero (tiempo de consumo inferior a 3 días), lo asertivo es comenzar a cortar por la zona de la maza.

Estas lonchas serán más jugosas, teniendo en cuenta que vamos a terminar rápido y cuando tengamos que darle la vuelta a la pieza, la babilla seguirá en su punto óptimo.


Recuerda que, cuanto más cerca está la carne del hueso, antes se cura; por ende, la babilla estará más curada que la maza.

 

¡Luces, cámara, jamón!

Con todo preparado y las ganas de comenzar a disfrutar nuestro jamón ibérico, estamos listos para iniciar el ritual. 


A punto de pasar a la acción, debemos comprobar que tenemos todo correctamente listo para empezar. Lo primero e importantísimo detalle, es comprobar que tenemos nuestro cuchillo jamonero afilado.

En este punto hago un inciso, ya que no es necesario que tengas otro para quitar la corteza, aunque te recomiendo que dispongas de uno de hoja ancha que también este correctamente afilado.


Empezando el jamón paso a paso


Antes que nada, vamos a prestar atención al comprobar si nuestra pata de jamón ibérico está bien sujeta al jamonero para que no se mueva mientras comenzamos a cortar.

Comenzamos limpiando, retirando la corteza, ¡Ojo!, porque aquí hay muchas opiniones sobre si es útil para conservar el jamón posteriormente, lo cierto es que como explicamos en otros post, (como conservar embutidos ibéricos), una vez quitada, no sirve y no cumple ninguna función positiva para el jamón.


Vamos retirando la corteza y grasa amarilla del jamón, hasta que tengamos a la vista la carne. Desde RR Ibéricos, te aconsejamos que solo retires la parte que tienes prevista consumir, de esta manera evitaremos que se reseque la pieza, manteniendo la carne tierna por más tiempo.

Una vez divisada la carne, ¡Eureka!, cambiamos el cuchillo para comenzar a utilizar el cuchillo jamonero.

Tenemos que ir laminando poquito a poco y siempre en horizontal por la zona que está más cercana a la pezuña y terminando en la que está más próxima a ti. Lo ideal, para acercarnos a un corte perfecto, es mantener el cuchillo plano, realizando cortes de lonchas lo más finas posibles.

 

Corte del jamón ibérico

 

Ten en cuenta que la mano en la que utilices el cuchillo, debes situarla siempre detrás del mismo para evitar cortarte. Queremos disfrutar de nuestro jamón sin que nadie salga herido, ¿verdad?

No te desesperes si no puedes cortar más lonchas de jamón, ten en cuenta que puedes hacer taquitos de jamón ibéricos, que además sirven para innumerables platos y como toda receta que lleve la palabra “ibérico”, quedará estupendo. 


Por cierto, aquí te dejamos algunos entrantes con jamón ibérico que puedes preparar.

¡Enhorabuena! Llegó el mejor momento más esperado, es hora de emplatar y disfrutar nuestro manjar. 


¿Y si tardamos más de lo pensado en terminarlo?

No hay de que preocuparse, como siempre, estamos aquí para ayudarte. Sabemos que estas dudas pueden surgirte, por eso te dejamos algunos artículos que podrán ser de ayuda:

 

 En resumen

Aunque al principio puede parecer abrumador, como hemos visto, comenzar nuestro jamón ibérico tan solo implica conocer la anatomía de esta delicia culinaria, utilizar los aliados correctos y seguir cuidadosamente los pasos que fuimos explicando. Recuerda que la práctica hace al maestro. 


Desde RR Ibéricos, esperamos haberte brindado la confianza y la información necesaria para que te sientas preparado y entusiasmado para empezar tu jamón ibérico. Ahora que estás libre de dudas y con los conocimientos correctos, desbloquearás un mundo de sabores y texturas que te llevarán a una experiencia culinaria inigualable.

 

Conoce nuestros productos ibéricos


Deja un comentario

Entrega gratis

Por compras superiores a 120€

Contáctanos

Resolvemos tus dudas

Pago seguro

Plataforma de pagos de Shopify