Jamón ibérico y colesterol

Si has entrado a este post entiendo que será porque te encanta el jamón ibérico como a nosotros y te preguntarás si afecta a tu salud en cuanto a colesterol se refiere.


Vamos a resolver a continuación algunas dudas para que puedas disfrutar tranquilamente de este manjar.

 

¿Cómo de sano es el jamón ibérico?

El jamón 100% ibérico de bellota es un producto especialmente particular debido a su carga genética. Además, los cerdos se alimentan de bellotas mientras disfrutan de la dehesa.


Como hemos comentado en nuestro post sobre la grasa del jamón, la alimentación a base de bellota da como resultado un tipo de grasa que tiene un alto contenido en ácido oleico, componente también habitual del aceite de oliva.


Junto con ello, otra cualidad es la fuente de proteínas de alta calidad que nos aporta, 100 gramos de jamón ibérico contienen unos 30 gramos de proteína.

Para rematar, llegamos a su contenido en sal, si es cierto que tiene un alto contenido en sal, mayoritariamente debido a la manera de curarse, pero ¿es sano en este aspecto el jamón ibérico?


Todo en exceso es malo, con moderación podremos beneficiarnos de las propiedades que necesitamos de los alimentos. Como curiosidad, por ejemplo, es que en el proceso de curación del jamón ibérico se producen una serie de péptidos que incluso ayudan a disminuir la tensión arterial.

¿Lo convierte en antihipertensivo? Obviamente no, pero no es tan perjudicial como se tiene entendido.


Como conclusión, dentro de una dieta variada, el jamón ibérico es sano. De todo esto hablamos profundamente en nuestro artículo sobre las propiedades y beneficios del jamón ibérico de bellota.


¿Cómo nos afecta la calidad de los alimentos al colesterol?


El colesterol es un lípido (grasa) formado a partir de alimentos grasos y necesario para el funcionamiento normal de nuestro organismo.


El tipo de grasa y el colesterol que contienen los alimentos afecta a las cifras del colesterol de la sangre, distinguiéndose en dos tipos:

 

  1. Grasas saturadas: se encuentran en alimentos de origen animal y sus derivados y se consideran perjudiciales porque aumentan el colesterol “malo”.
  2. Grasas insaturadas: consideradas beneficiosas puesto que su consumo ayuda a regular el nivel del colesterol “malo” por su contenido en colesterol “bueno”. Se subdividen en dos:
    • Monoinsaturadas: aceites de oliva; frutos secos, y ciertos frutos, como las aceitunas y aguacate; (aquí dentro se encuentran las grasas del jamón ibérico).
    • Poliinsaturadas: aceites de semillas, las propias semillas (pipas, etc.) y frutos secos.

Después de este pequeño resumen podemos entender un poco más la importancia de la calidad de los alimentos en cuanto al colesterol se refiere.

 

jamon iberico y colesterol


El jamón ibérico no deja de ser un embutido, pero no uno cualquiera por la calidad de su composición, por ello la importancia que tiene la calidad y tipo de grasa de la que se compone cada alimento.


Jamón ibérico y colesterol


Tras diversos estudios, se puede afirmar a día de hoy que un consumo moderado de jamón ibérico nos ayuda a disminuir el colesterol.


Cada vez es más común que los nutricionistas incorporen los ibéricos en la lista de alimentos recomendados, es el caso del jamón, ya que es bueno para el colesterol y se trata de una valiosa fuente natural de proteínas, minerales y vitaminas.


¿A qué se debe? La grasa del jamón ibérico es rica en ácidos insaturados.

Como explicamos en el apartado anterior, por su alimentación, el cerdo ibérico posee un alto contenido de ácido oleico que contribuye a aumentar el llamado “colesterol bueno” y así proteger al sistema circulatorio, articulaciones e incluso controlar la presión arterial.


Entonces, ¿puedo comer jamón ibérico con colesterol alto?


Antes de lanzarte a la piscina debes tener controlado tu colesterol, una vez tus niveles, a pesar de ser altos, estén controlados, podrás disfrutar de esta delicia pero eso sí, siempre con moderación.

colesterol y jamon iberico


La grasa del jamón ibérico para el colesterol


Como ya hemos comentado en este otro post, (te invito a que te pases a echarle un ojo) sobre la grasa del jamón ibérico con relación al colesterol, podemos afirmar que al tratarse de grasa insaturada y favoreciendo el consumo de colesterol “bueno”, puede servirnos de ayuda para disminuir el colesterol “malo”.

 

Jamón ibérico de bellota vs cebo para el colesterol


A estas alturas de la película puede que se te pase por la cabeza si el jamón ibérico es mejor para el colesterol que el de cebo o serrano, y por supuesto vamos a darle una vuelta a esta cuestión.


¿Qué es más sano jamón serrano o ibérico?


Podemos afirmar con rotundidad que en cuanto a calidad, el jamón ibérico se lleva la palma, y sí, como consecuencia a ello es más sano, ya que la calidad de su grasa es mucho mayor que la de otros jamones.


Esto se debe a la crianza y alimentación de los cerdos ibéricos, criados en libertad en su dehesa, alimentándose de forma mucho más natural en comparación a aquellos que se alimentan de piensos.

 

Colesterol y diabetes

El colesterol y la diabetes están relacionados de varias formas. La diabetes tipo 2, especialmente cuando no está bien controlada, puede aumentar los niveles de colesterol en la sangre, incluyendo el colesterol LDL o "malo".

A su vez, los altos niveles de colesterol pueden aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Ambas condiciones comparten factores de riesgo comunes, como la obesidad, la falta de actividad física y una mala alimentación.

Es importante mantener un estilo de vida saludable y controlar tanto el colesterol como la diabetes para reducir los riesgos para la salud.

Aquí te dejo un artículo sobre la relación entre el jamón y la diabetes.

 


Somos lo que comemos y este es un buen ejemplo para entenderlo.

Si te gusta el jamón ibérico de bellota, este es tu sitio. Nuestros cerdos ibéricos de bellota son criados en libertad y nuestra producción es sostenible. Créeme, en el sabor, se nota.

Conócelos.

 

 

Conoce nuestros tesoros

 

Deja un comentario

Share information about your brand with your customers. Describe a product, make announcements, or welcome customers to your store.