RR Ibéricos Blog

7 Bocadillos fríos Gourmet Sanos y Fáciles

7 Bocadillos fríos Gourmet Sanos y Fáciles

por Eva Robledo en Feb 29, 2024
¡Si vamos a hablar de bocadillos fríos gourmet, ¿adivinas qué es lo primero que debemos tener en cuenta? Fíjate en la palabra en negrita. Exacto, la calidad de los ingredientes. Gourmet es un término culinario vinculado a la cocina de alta calidad y a la apreciación de la buena comida. Esta expresión tiene origen en la palabra francesa "gourmand", que se traduce como 'amor por la buena comida', y a su vez, se deriva de "goût", que significa 'gusto' o 'sabor'. Aunque esto parezca obvio, es necesario remarcarlo. A menudo veo que cantidad de personas relacionan este término con la cantidad y no con la calidad. 800 ingredientes no van a hacer un bocadillo más gourmet, sino todo lo contrario. En la calidad y en la sencillez está el gusto y ahora lo verás. Vamos con los 7 bocadillos fríos gourmet.   7 Bocadillos Gourmet Fríos 1. Bocadillo de jamón ibérico de bellota con tomate restregado y aceite de oliva virgen extra: Entre dos rebanadas de pan rústico y crujiente, coloca generosas lonchas de jamón ibérico de bellota de gran calidad. Restriega tomate maduro sobre el pan y remata con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Te recomiendo un aceite de calidad. A mí personalmente me gusta mucho el "Venta del Barón."     Y como jamón, te recomiendo el nuestro, de cerdos criados al aire libre, con cariño y alimentado con bellota.   2. Bocadillo de salmón ahumado, espinacas, mozzarella fresca y tomate natural (Vegetal) En un pan de centeno suave, acomoda el salmón ahumado, espinacas frescas, mozzarella de búfala y rodajas de tomate natural. El contraste de texturas y sabores hará de este bocadillo una deliciosa obra maestra. *Tip gourmet: échale un chorrito de aceite de trufa.     3. Bocadillo con chorizo ibérico de bellota: Sobre un pan de coca tostado, dispón finas lonchas de chorizo ibérico de bellota. Acompaña con queso manchego semicurado y una confitura de tomate para un toque agridulce.  Muy, simple. ¿La clave? Un buen chorizo ibérico de bellota.     4. Wrap de hummus, cebolla roja, lima, cilantro, queso feta y pera: Envuelve esta combinación vegetariana en una tortilla de maíz. Extiende hummus en la base, añade rodajas de pera, espolvorea cilantro fresco, agrega cebolla roja y queso feta. Sentirás la frescura de cada ingrediente.      5. Bocadillo de lomo Ibérico de Bellota con aceite de oliva: En un pan artesano, coloca lonchas de lomo ibérico de bellota y rocía con un hilo de aceite de oliva virgen extra. La simplicidad de este bocadillo resalta la calidad de los ingredientes.   6. Bocadillo gourmet de ventresca de atún, piquillo, queso cheddar ahumado y encurtidos: Inspirado en la excelencia y la innovación, este bocadillo se ganó en 2022 el título de "El Mejor Bocadillo de España" en el prestigioso concurso anual.     Creado por el aclamado chef Máximo Benages, jefe de cocina de Santerra Neotaberna, esta exquisita creación combina la riqueza de la ventresca de atún  con la ahumada intensidad del queso cheddar. Los piquillos a la leña aportan un toque de sabor ahumado, mientras que los encurtidos añaden la nota perfecta de acidez y frescura.   7. Bocadillo de salchichón ibérico de bellota con hinojo fresco:   Un bocadillo creado por Juanjo López, de La Tasquita de Enfrente (Madrid).     Foto: Pan.Delirio Confeccionado en una crujiente barra de baguette, este bocadillo logra un equilibrio de sabores que te dejará sin palabras. Combina la frescura y el aroma del hinojo con la intensidad y la untuosidad característica del salchichón a la pimienta.   Nosotros lo hemos probado con el salchichón ibérico de bellota RR Ibéricos. Cada porción de este delicioso embutido es el resultado de un proceso artesanal que comienza con magros de cerdo 100% ibérico, criados en libertad y alimentados con una dieta rica en bellotas.   Del humilde sandwich a la alta cocina Hace muchos años, en la bulliciosa ciudad de Londres del siglo XVIII, el cuarto conde de Sandwich, John Montagu, era conocido por su pasión por el juego de cartas.     La historia cuenta que, para evitar interrupciones durante sus extensas partidas, pidió a su chef que colocara su carne entre dos rebanadas de pan. Así nació el "sandwich", una solución práctica y conveniente que se extendió rápidamente. En sus inicios, los sandwiches eran modestos y simples, asociados principalmente con comidas rápidas y casuales. Sin embargo, a medida que el mundo evolucionó y las culturas gastronómicas se fusionaron, chefs creativos comenzaron a experimentar con esta forma de presentación culinaria. El cambio hacia la valorización de los bocadillos en la alta cocina tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XX. Los chefs reconocieron el potencial del sandwich para ser una plataforma versátil para expresar creatividad culinaria y para utilizar ingredientes de alta calidad. Surgieron tendencias de "gourmetizar" el sandwich, elevándolo a un nivel completamente nuevo. Un ejemplo paradigmático de este cambio es el "Bocadillo de Cerdo a la Barbacoa con Coleslaw", que ha encontrado su lugar en reconocidos restaurantes de alta cocina.   Bocadillo de Café Laurel (Zaragoza) Otro ejemplo es el "Bocadillo frío gourmet de aguacate con salmón ahumado y huevo poché", una deliciosa fusión de sabores refinados. En este caso, el aguacate de alta calidad se combina con salmón ahumado de origen sostenible y un huevo poché perfectamente preparado.   Conclusión En la actualidad, los bocadillos han trascendido su origen modesto para convertirse en una forma de expresión culinaria apreciada en todo el mundo. Los chefs de alta cocina continúan innovando y sorprendiendo con combinaciones de sabores inesperadas, presentaciones creativas y la utilización de ingredientes de primera calidad.   ¿El secreto? La calidad de los buenos ingredientes y la creatividad de cada uno. Seguro que tú también tienes tu bocadillo gourmet estrella (todos tenemos uno).   ¡Cuéntanoslo en comentarios! (Quizás así te desvele el mío 😉)
mejores paletas ibericas

Las 5 Mejores Paletas 100% ibéricas

por Eva Robledo en Feb 13, 2024
Existen numerosas opciones en el mercado al elegir una buena paleta ibérica. Siempre encontrarás supermercados como Lidl, El Corte Inglés o Alcampo defendiendo tener las mejores paletas ibéricas. Hoy no solo hablaré de las mejores, sino de los aspectos a considerar para no caer en trampas promocionales y distinguir si la paleta ibérica vale lo que piden. Cómo distinguir la mejor paleta ibérica de bellota 1. La verdad en la pata: etiquetado Examina la pezuña para descifrar la autenticidad: las bridas negras indican una experiencia 100% ibérica, mientras que las rojas y verdes (50% y 75%) pueden señalar cruces o alimentación con pienso. 2. El tamaño Su tamaño más compacto garantiza una opción más accesible sin sacrificar calidad. 3. La Curación El tiempo de curación de una paleta ibérica suele oscilar entre 18 y 24 meses, menor que el de un jamón. 4. El bienestar animal Cuando el cerdo ibérico se encuentra en libertad, contribuye a una mayor infiltración de grasa en los músculos, resultando en una carne más jugosa y con un sabor distintivo. Mejores paletas ibéricas de bellota 1. Paleta 100% ibérica bellota- RR Ibéricos   Esta paleta ibérica 100% ibérica de bellota se origina a partir de cerdos 100% ibéricos de bellota, criados en libertad en la sierra del norte de Sevilla. Estas paletas tienen un tiempo de curación mínimo de 32 meses, proporcionando un sabor único y espectacular. El proceso se realiza en bodegas y secaderos naturales, controlando la temperatura, humedad y ventilación. La paleta se cuelga en ganchos y se deja secar de manera natural, sin forzar el proceso mediante tecnologías modernas, lo que da lugar a sabores intensos y texturas suaves. Origen: Sierra del norte de Sevilla Precio: 140€ Curación: 32 meses 2. Paleta de bellota 100% ibérica Montesano La Paleta de Bellota 100% Ibérica de Montesano refleja un compromiso total con la excelencia del ibérico. Desde la selección de cerdos 100% ibéricos y su alimentación con bellotas y pastos naturales en las dehesas de Extremadura, hasta una cuidadosa curación de al menos 24 meses en los secaderos y bodegas naturales de Montesano Extremadura en Jerez de los Caballeros. Cada fase del proceso se realiza con atención meticulosa para garantizar la calidad de la paleta ibérica. Origen: Jerez de los Caballeros, Extremadura Precio: 210€ Curación: 24 meses Peso: 5.5kg 3. Paleta de bellota 100% ibérica | Ibérico del Brillante. Paletas (pata delantera del cerdo) de Bellota, procedentes de cerdos de raza 100% Ibéricos criados en libertad en las dehesas extremeñas y alimentados durante la montanera (periodo de octubre a finales de enero) con bellota, hierbas y pastos naturales. Origen: Extremadura Precio: 180€ Curación: 18 meses Peso: 5.5 KG. 4. Paleta 100% ibérica Bellotares La paleta de bellota 100% ibérico Bellotares proviene de cerdos criados en libertad en Extremadura, alimentados exclusivamente con bellotas y recursos naturales. Los cerdos disfrutan de grandes espacios en Extremadura, permitiéndoles llevar un estilo de vida natural y explorar en busca de alimentos frescos. Este cuidado se refleja en la paleta, curada por aproximadamente 24 meses para obtener un producto de alta calidad. Origen: Extremadura Precio: 121€ Curación: 24 meses Peso: 5-5.5kg 5. Paleta ibérica de bellota DOP Los Pedroches Agroibérica de Pozoblanco Con una cuidadosa alimentación a base de bellotas, pastos naturales y raíces, y un mínimo de 26 meses de curación. Las principales características físicas y organolépticas son la forma alargada y estilizada, el color rosáceo en el corte con grasa entreverada, un sabor dulce y un aroma agradable, una textura poco fibrosa y una grasa brillante y aromática Origen: Los Pedroches Precio: 125€ Curación: 26 meses Peso: 5-5.5kg ¿Cuál es la mejor paleta Ibérica de bellota calidad-precio? Al considerar la relación calidad-precio, la paleta 100% ibérica de bellota ofrecida por RR Ibéricos destaca como la elección objetiva superior. Con un precio competitivo de 140€, esta paleta procedente de cerdos 100% ibéricos de bellota, criados en libertad en la Sierra del norte de Sevilla, ofrece una experiencia gastronómica excepcional. Te animo a que la pruebes y lo compruebes personalmente. ¿Qué es mejor, jamón o paleta ibérica? Si buscas una experiencia más grande y firme, el jamón es para ti, ideal para eventos numerosos. Sin embargo, si prefieres algo más jugoso y a un precio más accesible, la paleta es la elección perfecta para disfrutar en casa. Ambos son deliciosos, pero la elección depende de tus preferencias y del momento. Si buscas jamones, aquí te dejo un listado con los mejores jamones ibéricos de bellota. Estas son solo algunas de las mejores paletas ibéricas, pero hay muchas más. Como sabes, España tiene los mejores ibéricos del mundo y existen cantidad de empresas dedicadas a estas auténticas joyas. ¿Has probado alguna de ellas? Si es así, deja tu favorita en los comentarios 👇💬
mejores jamones andalucia

Los Mejores Jamones Ibéricos de Andalucía

por Eva Robledo en Jan 30, 2024
 En el corazón de Andalucía, entre paisajes de dehesas y fuertes tradiciones, encontramos el jamón ibérico, una maravilla gastronómica con la fuerza suficiente para arreglarnos una mala mañana. ¿A quién no se le alegra la cara ante una buena pulguita de jamón ibérico de bellota? No hay duda de que Andalucía se ha ganado su mención a la hora de hablar de jamones ibéricos destacados en España. En este artículo te hablo de las denominaciones de origen de jamón ibérico que debes conocer de esta nuestra comunidad y de los mejores jamones ibéricos que podemos encontrar aquí.   Andalucía y el jamón ibérico de bellota En estas tierras andaluzas, las sierras cobran vida con las dehesas, un ecosistema singular donde el cerdo ibérico deambula libremente, deleitándose con bellotas y otros recursos naturales.     La ganadería extensiva, protagonista en este escenario, resalta por su compromiso con la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente y el bienestar animal, factores que se reflejan directamente en la calidad del jamón ibérico. El proceso no se detiene en las dehesas; es en la segunda etapa, la maestría jamonera, donde se eleva la calidad del producto a cotas excepcionales. Los profesionales del jamón en Andalucía desempeñamos un papel crucial en los tiempos de secado y curación, donde cada detalle cuenta para lograr el sabor y la textura característicos del jamón ibérico de bellota andaluz.   Denominaciones de origen del jamón ibérico en Andalucía En Andalucía, las principales Denominaciones de Origen (DO) del jamón ibérico son: Denominación de Origen Protegida "Jabugo": Ubicación: Entorno del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en la provincia de Huelva. Características: Certifica la calidad y origen de los jamones y paletas elaborados en bodegas naturales de los pueblos de la región. Proviene de cerdos 100% ibéricos criados y engordados en libertad en la dehesa. Localidades Incluidas: Incluye 31 pueblos, entre ellos Aracena, Aroche, Cortegana, Jabugo, Santa Olalla del Cala, Galaroza, Higuera de la Sierra, Cumbres Mayores, Corteconcepción, entre otros.   Denominación de Origen Protegida "Los Pedroches": Ubicación: En la provincia de Córdoba, abarcando localidades como Benalcázar, Pedroche, Bélmez, Villanueva del Duque, Pozoblanco, Espiel, Villanueva del Rey, Fuente Obejuna, Cardeña, y más. Características: Destaca por las encinas centenarias y los cerdos de pura raza ibérica que pastan en montanera en las dehesas del norte de la provincia de Córdoba. Combina la conservación de la naturaleza con la actividad ganadera tradicional. Estas Denominaciones de Origen son reconocidas por la Unión Europea y certifican la calidad y autenticidad de los jamones ibéricos producidos en esas áreas específicas de Andalucía.   Mejores jamones de Andalucía 1. Jamones RR Ibéricos: Ubicación y crianza: Criados de manera totalmente sostenible en dehesas de la Sierra Norte de Sevilla, los cerdos ibéricos de bellota de RR Ibéricos culminan su proceso en los secaderos de la Sierra de Aracena-Jabugo, garantizando una producción propia y de alta calidad.   Alimentación y calidad: Criados en libertad y alimentados naturalmente en la dehesa, los cerdos de RR Ibéricos producen jamones de bellota 100% ibéricos de máxima calidad. La sostenibilidad en la cría y alimentación contribuye a la excelencia de los productos. Tiempo de curación: Con un mínimo de 40 meses de curación, RR Ibéricos asegura la madurez perfecta. La alimentación con bellotas y recursos naturales en la Sierra del Norte de Sevilla añade un toque distintivo al sabor de estas piezas.   2. Jamones de Bellota 100% Ibérico DOP Jabugo (Calidad Summum) - Alba Romero:   Ubicación y crianza: Procedentes de Jabugo, en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, estos jamones cuentan con un seguimiento estricto desde el nacimiento del cerdo ibérico. La crianza en completa libertad y la maestría de los maestros jamoneros de la zona garantizan la excelencia. Alimentación y calidad: Alimentados exclusivamente con bellotas y recursos naturales durante la montanera, estos jamones ofrecen una calidad Summum. Certificados por la Denominación de Origen Protegida Jabugo, son productos 100% naturales, sin conservantes ni colorantes.   Tiempo de curación: Con aproximadamente 36 meses de curación en bodegas naturales de Jabugo, estos jamones alcanzan la máxima madurez.   3. Jamón de Bellota 100% Ibérico de Los Pedroches - Belloterra:   Ubicación y crianza: proveniente de la prestigiosa región de Los Pedroches, Córdoba, España, este jamón es el resultado de la cuidadosa selección de cerdos 100% ibéricos criados en libertad.    Alimentación y calidad: Criados con una dieta exclusiva de bellotas y pastos naturales durante la Montanera. Tiempo de curación: Con un periodo de curación de 36 meses, el Jamón de Bellota 100% Ibérico de Los Pedroches de Belloterra se beneficia de años de experiencia en la elaboración de los mejores jamones ibéricos. 4. Jamón de Bellota 100% Ibérico Esenciaúnica - COVAP:   Ubicación y crianza: Procedente de cerdos 100% Raza Ibérica, el Jamón de Bellota 100% Ibérico Esenciaúnica es fruto de una raza auténtica que vive en total libertad en las Dehesas, su hábitat natural.   Alimentación y calidad: El proceso de envejecimiento en bodegas naturales de COVAP durante un mínimo de 36 meses garantiza la calidad premium. El veteado característico proviene del ácido oleico presente en la alimentación de bellota.   Tiempo de Curación: metido a un cuidadoso proceso de curación de 36 meses. 5. Jamones de Juviles Jamón Bellota 100% Ibérico Ecológico +24 Meses de Curación Natural: Ubicación y crianza: Proveniente de Jamones de Juviles, este jamón ecológico se cría en libertad en la Parque Natural de Sierra Nevada, alimentado con bellotas y certificado por la norma del ibérico R.D.4/2014. Alimentación y calidad: Cerdos criados en libertad disfrutan de una alimentación natural con bellotas, resultando en un jamón ecológico de alta calidad. Sin aditivos ni conservantes, con contenido reducido de sal, sin gluten ni lactosa. Tiempo de curación: Sometido a un proceso de curación natural de más de 24 meses en los secaderos de Jamones de Juviles, garantizando un sabor excepcional y un intenso aroma. Estos son solamente 5 de los mejores jamones de Andalucía, pero has de saber que hay bastantes más y no creo que sean mucho peores.   Como consejo, fíjate siempre en las etiquetas del jamón ibérico y en las características que te he ido nombrando.   Y, sin más preámbulos me despido, pero antes te animo a probar nuestro jamón ibérico de bellota, pienso que te gustará. Conoce nuestros jamones ibéricos
diferencias morcon y chorizo

6 Diferencias CLAVE entre Morcón y Chorizo ibérico

por Eva Robledo en Jan 24, 2024
En un duelo que promete motivar tu paladar y despertar tu apetito, hoy vamos a desentrañar las diferencias más relevantes entre el morcón y el chorizo ibérico. Aunque ambos compartan un aspecto parecido y sea lo que más suele dar lugar a confusiones, su sabor y forma marcan la diferencia. Ahora verás.   ¿Qué diferencias hay entre el morcón y el chorizo? Forma y apariencia Chorizo: alargado y cilíndrico. Morcón: ancho y de aspecto irregular. Tipo de carne utilizada Chorizo: carne de cerdo ibérico. Morcón: carne de cerdo ibérico, producido a partir de cortes magros y de mayor calidad. Sabor y textura Chorizo: sabor menos intenso y textura más suave. Morcón: sabor más intenso e inconfundible, con una textura más firme debido a un mayor tiempo de curación y una tripa más gruesa. Elaboración y tripa utilizada Chorizo: elaborado con intestino delgado. Morcón: utiliza el intestino grueso en su preparación. Uso en la cocina Chorizo: versátil, utilizado en una amplia variedad de recetas, desde paellas hasta tablas de embutidos. Morcón: con su sabor intenso, se utiliza como ingrediente protagonista y también como entrante durante los aperitivos. Valor nutricional Ambos productos, al ser del cerdo ibérico, son ricos en proteínas y grasas, además de ser fuentes de hierro y vitaminas del grupo B. Estas diferencias no solo se reflejan en la apariencia y el sabor, sino también en la calidad de la carne y su uso en la cocina, destacando la singularidad de cada uno en el mundo de la charcutería.   Diferencia Morcón Ibérico Chorizo Ibérico Forma y Tamaño Ancho y aspecto irregular Alargado y cilíndrico Tipo de Carne Utilizada Cerdo Ibérico (cortes magros y alta calidad) Cerdo normal Sabor y Textura Intenso e inconfundible, textura firme Característico, textura firme Tipo de Tripa Utilizada Intestino grueso Intestino delgado Uso en la Cocina Ingrediente principal o aperitivo Versátil en una variedad de recetas Beneficios Nutricionales Rico en proteínas, grasas, hierro y vitaminas B Rico en proteínas, grasas, hierro y vitaminas B   La cuestión es, ¿morcón o chorizo ibérico?  Es importante conocer qué hay detrás de cada uno, como la historia de su origen y de qué están hechos, para que así, la tarea de diferenciarlos sea menos compleja. Chorizo ibérico, colorido por fuera, delicioso por dentro El chorizo, considerado por muchos como el embutido más conocido del país, es originario de las regiones de Extremadura y Castilla y León. Esta especialidad se remonta siglos atrás, cuando los cerdos eran sacrificados y se buscaba una forma de conservar la carne durante más tiempo. Como dice el dicho, del cerdo se intenta aprovechar todo, y el chorizo no es la excepción.   Su elaboración es a partir de la carne y grasa de cerdo picada, la cual es mezclada con especias como: sal, ajo, opcionalmente hierbas aromáticas y el infaltable y característico pimentón, quién será el encargado de darle su color rojizo. Vale aclarar, que dependiendo de la región y preferencias del productor, el pimentón puede ser dulce o salado. Conservando su tradicional preparación, se coloca la mezcla dentro de tripas naturales (intestino delgado) y se ata por los extremos. Luego, los chorizos se cuelgan en lugares frescos y bien ventilados; aquí la temperatura y la humedad son controladas para permitir una maduración lenta y adecuada. Comúnmente se utilizaban estancias con fuego  porque el humo espantaba a los insectos, además de dotar al chorizo de un deje ahumado. Al día de hoy, aún se pueden encontrar producciones que conservan esta técnica. El tiempo de curación puede variar entre semanas o meses e incluso años en algunos casos; esto depende del tipo específico de chorizo y el grado de curación deseado. Durante este tiempo, los sabores del chorizo se intensifican y su textura se irá modificando, dando ese aspecto rugoso por fuera pero tierno por dentro, debido a que la grasa se distribuye uniformemente, dándole la textura jugosa del chorizo. Esos trocitos de grasa se pueden notar perfectamente cuando se corta el chorizo. El chorizo ibérico no siempre se come solo, de hecho aquí te dejo 5 ideas de cómo comer el chorizo ibérico. Morcón ibérico, la encarnación de la calidad y el sabor El morcón ibérico, por otro lado, tiene sus raíces en la región de Salamanca. Su historia comienza mucho más atrás, ya que se cree que se originó durante la época romana.   El morcón iberico se diferencia por ser un embutido más refinado, ya que para su preparación se escoge carne de cerdo de mayor calidad y magras. Utilizando partes más nobles, como las patas traseras, en nuestro caso, para su elaboración escogemos el cabecero del lomo. Su peculiaridad está  en el picado, ya que se suele realizar de forma artesanal, usando las manos para conseguir que los trozos queden del mismo tamaño. Para dotarlo de sabor, se adoba con el mejor pimentón de vera, sal y pimienta. Después, se embute en una tripa más gruesa (intestino grueso) que por lo general suele ser el ciego del intestino y en formato gran calibre. Durante su curación y secado, el morcón iberico es colgado. Este proceso se realiza de manera lenta y natural, tardando entre cuatro y seis semanas. Pero quienes lo prefieren más pronunciado y de una textura más firme, lo curan durante más tiempo, extendiendo este proceso entre seis meses y un año.    ¿Cuál es mejor? Odiarás la respuesta pero no hay uno mejor, depende totalmente de tus gustos. A mí personalmente me gusta más el chorizo ibérico   Conclusión Ya sea que te decidas por el sabor intenso y la textura firme del morcón, o prefieras la versatilidad y el sabor ahumado del chorizo, algo está garantizado: que disfrutarás un rato probando estas delicias.  Eso sí, apuesta por embutidos ibéricos de calidad como los nuestros. Respetamos los tiempos de curación y criamos nuestros cerdos al aire libre y siempre con amor por lo que hacemos, Conoce nuestros embutidos ibéricos
El Pan Gallego: Joya culinaria de España

El Pan Gallego: Joya culinaria de España

por Eva Robledo en Jan 22, 2024
El pan, una delicia imprescindible en la gastronomía españolaEn el post de hoy, vamos a adentrarnos en el maravilloso mundo del pan gallego, un alimento esencial presente en las mesas de todos los españoles. Ya sea en forma de tostas o bocadillos, cuando el pan es exquisito, crujiente y a la vez esponjoso, ¿a quién no le encanta? Permíteme guiarte en este fascinante viaje culinario. Pan Gallego: Tradición e historia en cada mordisco Como máxima referencia en el ámbito del pan en España, destaca el Pan Gallego, una auténtica joya culinaria con una tradición e historia que lo avalan. Desde 2019, el Pan Gallego, en especial el de Cea, cuenta con la prestigiosa Indicación Geográfica Protegida (IGP), garantía de calidad y autenticidad. Te invito a explorar las condiciones y requisitos específicos en el siguiente enlace.   Origen del pan gallego El arte de hacer pan en Galicia tiene sus raíces en las antiguas comunidades celtas que habitaban la región hace miles de años. Estos pueblos dominaban el cultivo de cereales y poseían conocimientos avanzados en la molienda y la fermentación de la masa. La influencia celta se mantuvo a lo largo de los siglos, y con la llegada del cristianismo, los monasterios desempeñaron un papel fundamental en la difusión y perfeccionamiento de las técnicas panaderas. Los monjes gallegos eran reconocidos por su habilidad en la elaboración del pan, empleando métodos artesanales y prestando especial atención a la calidad de los ingredientes. El entorno natural de Galicia, con su clima atlántico y sus fértiles tierras, proporcionaba las condiciones perfectas para el cultivo de cereales, especialmente el trigo y el centeno. Estos cereales, combinados con el agua pura de los manantiales gallegos, eran los ingredientes esenciales para crear el Pan Gallego de excelencia. A lo largo de los siglos, las técnicas y recetas se transmitieron de generación en generación, preservando la autenticidad y singularidad del Pan Gallego. Cada panadero gallego tenía su propio toque especial, refinando y mejorando las técnicas artesanales para lograr un producto final excepcional.   Características del Pan Gallego: Deliciosamente único El Pan Gallego destaca por sus características distintivas: una corteza dorada o marronácea, crujiente y con un grosor que alcanza los 10 milímetros en las bollas. Su sabor profundo envuelve cada bocado.     Por otro lado, su miga es esponjosa y llena de burbujas, con un tono entre crema y blanco roto. ¿Cuál es el secreto? El agua juega un papel fundamental, ya que este pan se distingue por su alta humedad, que le aporta su jugosidad incomparable. La elaboración de estas masas líquidas requiere una gran destreza y reposos adecuados. Una vez cocido, su sabor y aroma se vuelven inolvidables. Además, cabe destacar su notable durabilidad, una característica propia del Pan Gallego. Nuestra colaboración con Panadería Iglesias: Calidad y tradición En RRibéricos, hemos tenido el privilegio de colaborar con la reconocida Panadería Iglesias, ubicada en Aldán (Pontevedra). Durante más de cuatro décadas, han perfeccionado un producto único, fruto de una cuidadosa selección de materias primas cien por cien naturales, que se traduce en un pan tierno y crujiente. Gracias a esta estrecha colaboración, hemos tenido el placer de combinar nuestros exquisitos productos ibéricos 100% de bellota con los siguientes tipos de pan gallego. ¡Descubre las particularidades de cada uno y no dudes en probarlos!   Tipos de pan gallego 1. Rosca de Aldán: La esencia del auténtico Pan Gallego La Rosca de Aldán es el auténtico pan gallego, elaborado con masa madre natural y sin aditivos.   Su corteza gruesa y crujiente contrasta con una miga húmeda que lo convierte en un bocado jugoso. Imagínatelo acompañado de un chorrito de AOVE y el mejor jamón ibérico 100% de bellota... Te aseguramos que perderás el sentido. 2. Pan Natural: La pureza de sabores en cada barra El Pan Natural se presenta en forma de barra y se elabora a partir de masas pre-fermentadas o masa madre, lo que le confiere ingredientes más naturales y un sabor intenso. Es perfecto para disfrutar en un bocadillo con chorizo o lomo ibérico, ¡una auténtica delicia para el paladar! 3. La Hogaza: Un pan versátil y deliciosamente robusto La Hogaza se caracteriza por su forma redonda, corteza gruesa y miga compacta, ideal para rebanar. Elaborada también con masa madre natural y sin aditivos, es perfecta para crear deliciosas tostas acompañadas de tu ibérico favorito. Pero no olvides que también se fusiona a la perfección con otros productos gourmet, desde un queso curado hasta una tosta de pulpo con queso San Simón. ¡Las posibilidades son infinitas! 4. Pan de centeno: Sabor y salud en una masa redonda El Pan de Centeno destaca por su masa redonda y su sabor diferenciado, resultado de la combinación de harina de centeno y harina de trigo. Además, su incorporación de harina de centeno lo convierte en una opción rica en fibra y baja en grasa. Su característico sabor complementa a la perfección cualquier elección gourmet que hayas hecho. ¡Una opción ideal para acompañar tus productos preferidos! 5. Pan con semillas de Chia: Nutrición y sabor en cada rebanada El Pan con Semillas de Chía se distingue por su corteza dura de color amarillo, textura esponjosa y sabor delicioso y especial. Además de ser enormemente completo nutricionalmente, gracias a las semillas de chía, ricas en Omega 3, proteínas y minerales como calcio, hierro, fósforo, magnesio y zinc. Ofrece una experiencia única al paladar. Descubre la versatilidad del Pan Gallego: La elección perfecta para productos gourmet Como has podido comprobar, las posibilidades de combinación con el Pan Gallego son infinitas. Su calidad excepcional lo convierte en la elección ideal para acompañar diferentes productos gourmet. Ya sea para una cena informal con amigos o un aperitivo, el Pan Gallego siempre será una elección acertada. En RRibéricos, siempre apostamos por una alimentación completa, saludable, natural, orgánica, sostenible y respetuosa. Por eso, te animamos a visitar la web de Panadería Iglesias, donde podrás descubrir todos sus productos naturales de alta calidad. No olvides combinar estos deliciosos panes con nuestros mejores ibéricos 100% de bellota. Estaremos encantados de recibir tu feedback :)¡Disfruta del auténtico sabor del Pan Gallego junto a los exquisitos ibéricos sostenibles!
Cómo empezar a comer mejor, empieza hoy mismo

Cómo empezar a comer mejor, empieza hoy mismo

por Eva Robledo en Jan 18, 2024
¿Te has preguntado alguna vez cómo tus elecciones alimenticias impactan en tu energía, estado de ánimo y salud en general? En la agitada vida cotidiana, a menudo se descuida la importancia de la alimentación.  Comer bien no solo nos ayuda a mantener un peso saludable, sino también es la base fundamental para que el cuerpo y la mente funcionen correctamente. Por eso, si estás decidido/a a hacer un cambio positivo en tu vida y no sabes cómo empezar a comer mejor, quédate. Este artículo es para ti.  Cómo empezar a comer mejor Lo primero que hay que entender cuando se busca empezar a comer mejor, es que la clave está en adquirir hábitos con los que te sientas a gusto, que te permitan disfrutar sin restringirte de lo que desees comer y que lo puedas adaptar a tu ritmo de vida.  Se trata de generar un equilibrio. A diferencia de adoptar una dieta, cambiar tus hábitos es una decisión más amena y permanente, ya que, de esta manera, modificas tu conducta al momento de relacionarte con la comida. Si la meta es vivir mejor, este es el camino que se debe seguir. Por ende, una alimentación consciente en el que sepas que te aporta cada alimento te permitirá vivir mejor y en plenitud. Para eso, puedes inspirarte y usar como referencia la guía práctica que te dejo a continuación: 1. Incorpora la variedad en tu dieta Cuando se decide empezar a comer mejor, es cuando más ideas se necesitan. Como ejemplo de esto, se puede utilizar la pirámide nutricional. Ofrece una representación visual fácil para entender los grupos alimenticios y las proporciones recomendadas que se deben ingerir. Como demuestra el análisis de calidad de las pirámides alimenticias, consumir productos de todos los grupos alimenticios garantiza que tu cuerpo reciba una amplia gama de nutrientes esenciales.  La idea es que puedas preparar platos donde combines porciones adecuadas de proteínas, vegetales, carbohidratos, grasas saludables, vitaminas y minerales. Claro, que también dependerá de tus gustos personales las proporciones que incluyas de cada grupo. Uno de los ejemplos donde mejor se aprecia esta combinación, es la dieta mediterránea, por algo es la más elegida a nivel mundial. En ella se combina de manera integral una gama completa de nutrientes, sin depender en exceso de un solo tipo de alimento. En el último artículo te explico 5 ejemplos de dietas equilibradas para vivir mejor que pueden servirte como referencias. O también puedes preparar tu propio estilo combinando lo mejor de cada una de ellas, tú decides. 2. Aumenta la ingesta de frutas y verduras Si buscas la respuesta a cómo empezar a comer mejor, es aquí donde debes poner especial atención. Está demostrado que los beneficios de consumir frutas y verduras favorecen y mejoran tanto la nutrición física como la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas. Es recomendable incorporar al menos 5 piezas de frutas y verduras al día,  normalmente se habla de esta cifra para no pasarte en la ingesta de azúcar, fructosa en el caso de la fruta. Para eso, puedes imaginar tu plato dividido por la mitad, y llenar la mitad con una colorida mezcla de frutas y verduras.    Pero, ¡ojo! Como te decía,algunas frutas contienen altos niveles de azúcar e hidratos de carbono, por ende conviene que las comas por la mañana o al medio día y antes de las comidas, para procesarlas mejor. Estos alimentos no solo son ricos en nutrientes, sino que también aportan fibra que contribuye a la salud digestiva y te ayuda a sentirte saciado/a. 3. Elige granos enteros  Como dije al principio del artículo, empezar a comer mejor no significa que elimines alimentos, pero sí que elijas de manera más consciente, intentando conciliar un equilibrio. Por eso te sugiero que, en la medida que puedas, opta por elegir granos enteros.    Alimentos como el arroz o pasta integral, la quinoa y la avena, entre otros, ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre (lo que es especialmente beneficioso para la prevención de la diabetes tipo 2), además de proporcionar más fibra en comparación con sus contrapartes refinadas, manteniéndote satisfecho por más tiempo. Y por si no lo sabías, vale mencionar que los granos integrales incluyen vitaminas del complejo B y minerales como el hierro y el magnesio. Lo que hace que esta opción sea muy completa al momento de agregar una variante en la alimentación. 4. Incluye proteínas de diferentes fuentes Una vez más, la variedad es la base cuando se persigue el objetivo de empezar a comer mejor. Las proteínas son fundamentales para la construcción muscular, la reparación celular y el funcionamiento adecuado del cuerpo. Está demostrado que las fuentes alternativas de proteínas contribuyen a la sostenibilidad ambiental, además de constituir un gran aporte nutricional. Es así que, diversificar las fuentes de proteínas garantiza la obtención de aminoácidos esenciales. Puedes optar por el consumo de carne magra, pescado, huevos, legumbres, nueces y productos lácteos bajos en grasa. Queda en ti elegir la opción que más te guste.  5. Limita el consumo de azúcares, grasas saturas y procesados Desde el principio te hablé sobre la importancia de regular el consumo de ciertos alimentos. Para empezar a comer mejor, es necesario controlar la calidad de los alimentos que se eligen.  Erradicar alimentos de raíz suele ser muy frustrante y difícil. Una manera de hacerlo más sencillo, es buscar la forma de reemplazarlos. Generalmente, se suelen tomar entre comidas o por no interpretar las etiquetas de manera correcta. Alimentos como galletas, lácteos y embutidos son de los ejemplos más comunes del día a día y de los que más abundan en el supermercado, sin mencionar a unos cuantos productos más. Por suerte, hoy por hoy es más sencillo reemplazar estos alimentos por opciones más saludables. Optar por productos lácteos bajos en grasa como el yogur natural, sustituir las galletas por snacks naturales como los dátiles y reemplazar los embutidos por jamón ibérico de bellota como una opción más saludable (también representa una fuente de proteínas y grasas saludables). 6. Controla las porciones Un error muy común, es comer más de lo que el organismo necesita. Para empezar a comer mejor, no solo es importante elegir bien qué alimentos se consumen, sino que también será un factor clave aprender a escoger de manera adecuada las porciones que ingerimos. Entender las porciones adecuadas ayuda a evitar el exceso calórico. Consumir porciones equilibradas garantiza la obtención de los nutrientes necesarios sin exagerar en calorías. Claro que esto estará sujeto a las necesidades energéticas de cada persona. Para guiarte al momento de preparar tus platos, puedes utilizar la palma de tus manos como referencia al momento de calcular tus porciones. Este método vio la luz hace más de 30 años, gracias al doctor Kazzim G.D.Mawji, un reputado médico especialista en diabetes, centró sus esfuerzos en conseguir que la población aprendiera a alimentarse correctamente. Así que ya sabes, está en tus manos elegir las porciones adecuadas para ti. 7- Dar el primer paso  Quizás al principio te resulte un poco difícil acostumbrarte a comer mejor, pero una vez que interiorices los nuevos hábitos irás hacia adelante. Recuerda, la meta es vivir en plenitud. Por último, quiero mencionarte algunos consejos extra que pueden terminar de ayudarte en este cambio: Recuerda beber suficiente agua. Evita los carbohidratos en la cena. Modera el consumo de sal, en su lugar puedes utilizar pimienta. Reduce las porciones y mastica despacio, disfrutando de cada bocado. Utiliza Stevia en lugar de azúcar. Controla tu ingesta de carne y procesados. Ten en cuenta, que en el momento que decidas cambiar tu alimentación es recomendable consultar con un profesional de la salud para que pueda guiarte según tus necesidades individuales. Es importante que elijas alimentos de calidad y que garanticen ser amables con el medio ambiente, ya que esto también mejorara tu vida.    Conclusión Preguntarse cómo empezar a comer mejor es el principio. Comer mejor es una decisión valiente y saludable que transformará tu vida. Los cambios serán progresivos y notables.  A modo de mantra, recuerda que somos lo que comemos y por eso mismo, no se debe descuidar nuestra alimentación si nuestro objetivo es vivir plenamente. Limitar el consumo de productos industriales, pero aumentando el consumo de frutas, verduras y legumbres, incluyendo un consumo moderado de carne y lácteos, hará que tengas una dieta rica y equilibrada, sin que sea aburrido comer sano. Hoy mismo puedes empezar a ver el cambio que deseas ser.
5 ejemplos de dietas equilibradas para vivir mejor

5 Ejemplos de Dietas Equilibradas para vivir mejor

por Eva Robledo en Jan 10, 2024
¿Quién no desea vivir una vida larga y saludable? La respuesta es que todos deseamos lo mismo. Lejos de ser una utopía, vivir más años y mejorar la calidad de vida, es posible. En este punto, la alimentación juega un papel crucial en nuestro bienestar y en nuestra capacidad de disfrutar de una vida plena. Rememorando la famosa frase que afirma: "somos lo que comemos", es aquí donde tenemos que centrar nuestra atención si queremos alcanzar ese objetivo. Por eso, en el artículo de hoy, vamos a darte 5 ejemplos de dietas equilibradas que te ayudarán a vivir mejor.   ¿Cómo vivir una vida más larga, plena y equilibrada? ¿Has oído hablar sobre la popular serie de "Vivir 100 años" en Netflix? Si aún no lo has hecho, te aseguro que estás a punto de descubrir los insondables secretos de las misteriosas zonas azules de nuestro planeta, donde las personas desafían el tiempo y viven vidas extraordinariamente largas. No se trata de magia ni de meras casualidades; al contrario, el enigma de la longevidad está meticulosamente entrelazado con diversos factores que moldean nuestras vidas de maneras asombrosas. En primer lugar, y como eje central, es llevar una alimentación equilibrada y nutritiva, ya que nos aporta los nutrientes necesarios para mantener nuestro cuerpo y nuestra mente funcionando a la perfección. Además de contribuir a que mantengamos un peso saludable.      Otro factor clave es la práctica de actividad física de manera regular, lo que favorece al sistema cardiovascular, mejorando nuestra forma física y regulando nuestra psiquis, ya que está comprobado que realizar actividad física modera nuestros niveles de cortisol (la hormona relacionada con el estrés) y, por si fuera poco, aumenta nuestros niveles de energía. Por último e igual de importante, es un descanso adecuado, tanto a nivel de sueño como de tiempo, para relajarse y desconectar, lo cual favorece a la recuperación física y al bienestar mental. Con un promedio de 8 horas al día, sería más que suficiente para resetear nuestro cuerpo. Añadir también la relevancia de establecer y mantener relaciones sociales sanas, al igual que intentar mantener una actitud positiva en el día a día. Aunque haya factores hereditarios que puedan influir, intentar alcanzar un equilibrio entre estos factores contribuirá a vivir más años y en plenitud. 5 ejemplos de dietas equilibradas para vivir mejor   1- Dieta Mediterránea Se trata de una de las dietas más populares en el mundo. Conocida por sus numerosos beneficios para la salud, como por su gran variedad de alimentos, es mucho más que un simple plan alimenticio. Con un enfoque holístico que propone combinar un conjunto de hábitos alimenticios, la práctica de ejercicio físico y disfrutar del momento de comer. Inspirada en la tradición culinaria de los países mediterráneos, ha sido vinculada a una menor incidencia de enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. La dieta mediterránea incluye una abundancia de alimentos como frutas, verduras, granos enteros, legumbres, pescado y el tan preciado aceite de oliva (como principal fuente de grasa saludable).   Los hallazgos de la investigación realizada por Predimed revelan que seguir la dieta mediterránea se vincula directamente con una asombrosa reducción del 30% en el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. No es simplemente un conjunto de pautas nutricionales, sino un estilo de vida que ha demostrado ser altamente beneficioso para la salud. El estudio que realizo Predimed encontró que seguir la dieta mediterránea se asocia con una reducción del riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares en un 30%. Además, el consumo regular de aceite de oliva, como el de jamón ibérico, ambos ricos en grasas monoinsaturadas, ayuda a mantener niveles saludables de colesterol.  Este conjunto de características dota a la dieta mediterránea como una de las más equilibradas para vivir mejor; no es de extrañar que haya cosechado tanto prestigio a nivel mundial.   2- Dieta Japonesa Otro ejemplo de los ejemplos de dietas equilibradas para vivir mejor es la dieta japonesa. Utiliza alimentos frescos y naturales, principalmente provenientes del mar; como pescado y algas marinas. También incluye vegetales, legumbres como la soja y la ingesta de té verde. Estos alimentos son ricos en ácidos grasos omega-3 y otros nutrientes saludables de gran valor. El secreto de esta dieta radica en su lugar de origen, ya que la cultura japonesa tiende a consumir porciones más pequeñas y a masticar lentamente, lo que favorece la saciedad y evita el exceso alimentario. Además, la simple acción de comer lentamente conecta con el presente, fomentando la conciencia plena y permitiendo disfrutar y saborear cada alimento. Con porciones controladas, métodos de cocción saludables como el vapor, un consumo bajo o nulo de grasas saturadas, azúcares y carnes rojas, proporciona un índice alto en nutrientes esenciales, vitaminas, minerales y fibras y a su vez bajo en grasas saturadas.  El Journal of the American College of Cardiology llegó a la conclusión de que incorporar este estilo de alimentación como un hábito en nuestro día a día puede significar reducir a una menor incidencia en enfermedades cardiovasculares, generando así una mejora en la calidad y esperanza de vida. 3- Dieta Vegetariana Para algunos es una dieta y para otros una elección ética de vida. Como su nombre indica, la base de esta dieta está arraigada en consumir alimentos de origen vegetal, pero también puede incluir lácteos y huevos (lo que se conoce como la dieta ovolactovegetariana). Varios son los mitos que circulan al rededor de esta dieta, como el descenso de energía (el cual está vinculado a un menor índice de hierro), proteínas o vitaminas. Lo cierto es que, gracias a un estudio que realizo Jama Internal medicine podemos desterrar esta falsa creencia, ya que no existen deficiencias nutricionales en esta alimentación; muy por el contrario, su gran diversidad de alimentos la hace rica en fibras, proteínas, vitaminas y minerales esenciales, lo cual la hace apta para todas las edades.   Vale aclarar que reducir el consumo de carne se ha asociado con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.  En la dieta vegetaría, el mayor aporte de proteínas se obtiene partir de la ingesta de legumbres, frutos secos, quinoa y tofu. Conforma un plan alimenticio variado y equilibrado, donde se combinan las frutas, verduras y legumbres. Esto promueve el control de peso, mejora la salud cardiovascular, reduce el riesgo de enfermedades crónicas y favorece la digestión gracias a su contenido elevado de fibra. Más que un ejemplo de dieta equilibrada para vivir mejor, la dieta vegetariana también se destaca por su sostenibilidad ambiental, fomentando la reflexión sobre el impacto de nuestras elecciones personales. 4-Dieta Flexitariana Siendo una opción cada vez más popular para aquellos que no quieren comprometerse por completo con una dieta vegetariana o vegana, pero aun así desean disfrutar de sus beneficios nutricionales. Forma parte de esta lista de 5 de ejemplos de dietas equilibradas para vivir mejor al promover un mayor consumo de frutas, verduras, granos enteros y legumbres, mientras reduce y modera la ingesta de carnes rojas, pescados y procesados. Al permitir de manera moderada el consumo de estos últimos productos, promueve una reducción del riesgo de enfermedades crónicas y una mayor longevidad, como a su vez propiciar una dieta variada. En la dieta flexitariana no hay normas estrictas, tampoco excluye o prohíbe alimentos, pero sí busca generar conciencia sobre las lecciones que tomamos al momento de alimentarnos. 5-La Dieta Nórdica Quizás no la hayas escuchado nombrar mucho, ya que es menos popular, que las ya mencionadas, aunque igual de beneficiosa cuando se busca una dieta equilibrada para vivir mejor. La dieta nórdica comparte varias similitudes con la dieta mediterránea. Ambas se basan en los alimentos tradicionales de la región. Consumiendo pescado, mariscos, bayas, col rizada, remolacha, nueces, semillas y leche fermentada, entre los más destacados. Otra similitud más que comparten con la dieta mediterránea, es la utilización de aceite de colza (también conocido como aceite de canola), ya que aporta las tan preciadas grasas monoinsaturadas saludables. Como un denominador común de las dietas mencionadas, también desaconseja el consumo de carne y, en su lugar, incentiva un mayor consumo de legumbres, que son una fuente de proteínas completas. Por lo tanto, al reducir la ingesta de alimentos ultra procesados, favoreciendo el consumo de proteína de origen vegetal y una mayor ingesta de frutas, verduras, cereales (especialmente integrales) y legumbres, la dieta nórdica abarca todas nuestras necesidades nutricionales, siendo una opción equilibrada y completa al momento de elegir una dieta para vivir mejor.   Conclusión Los 5 ejemplos de dietas equilibradas, que se explican con el fin de vivir mejor, proporcionan diferentes enfoques para nutrir el cuerpo y prolongar la esperanza de vida. Si te fijas, cada una de ellas, resalta la importancia de la diversidad de alimentos, acompañada de porciones adecuadas como de disfrutar el momento de sentarse a comer. También hay que tener en cuenta el origen de los alimentos, que sean sostenibles y respetuosos. Recuerda que, en última instancia, la elección de una dieta equilibrada y adecuada a tus necesidades individuales debe ser realizada de manera responsable y en consulta con un profesional de la salud. Además, se debe contemplar la inclusión de ejercicio físico y buen descanso si queremos que nuestros cambios alimenticios den sus frutos. Elijas la dieta que elijas, es importante respetar y cuidar nuestro cuerpo, tomando decisiones conscientes que nos acerquen a vivir de una manera más equilibrada.  Recuerda, ¡tu alimentación es la clave! Conoce nuestros productos ibéricos sostenibles
Bombones de jamón ibérico

5 recetas de bombones de jamón ibérico fáciles y rápidas

por Eva Robledo en Jan 03, 2024
Las maneras de consumir jamón ibérico son infinitas. Si ya de por sí, solo es riquísimo, imagínalo combinado con otros productos. Por eso, hoy te propongo hacer 5 recetas de bombones de jamón ibérico que no te harán pasar desapercibido. Se trata de un aperitivo o entrante rápido con la capacidad de dilatar pupilas. Eso sí, no vale hacer trampa y probarlo antes de servir. 5 recetas de bombones de jamón ibérico Verás que preparar estos bombones de jamón ibérico no conlleva un gran esfuerzo ni mucho tiempo. Y como si fuese poco, hará que te luzcas cuando lo presentes. Creo que ya te dieron ganas de prepararlo. ¡Vamos a por ello entonces! 1- Bombones de jamón ibérico con queso de cabra:  En esta receta de bombones de jamón, mezclamos la suavidad del queso de cabra con la intensidad que proporciona el jamón ibérico, asegurándonos de crear un bocado difícil de olvidar o mejor dicho de durar.Ingredientes: Jamón ibérico en lonchas finas Queso de cabra Perejil fresco picado Pasos a seguir:Antes de empezar, ten en cuenta que las proporciones que utilices dependen de la cantidad de bombones que quieras hacer.1. El primer paso es colocar una loncha de jamón ibérico sobre una superficie plana, aquí puedes optar por trabajar directamente sobre el plato o fuente donde luego lo presentarás. 2. Sobre las lonchas de jamón ibérico, coloca pedacitos pequeños de queso de cabra y agrega un poco de perejil fresco sobre el queso. La idea es que el queso de cabra quede cubierto por el jamón, ante el caso de que una loncha no te baste, deberás colocar otra hasta cubrirlo. 3. Cuando tengamos esto listo, el último paso será envolver el queso con el jamón, formando unas bolitas. Al ser productos maleables, no tendrás problemas en manipularlos para formar los bombones. De todas maneras, te recomiendo que tengas las manos húmedas al realizarlo, ya que así te será más fácil conseguir hacerlo.4. Lleva los bombones a la nevera 20 minutos y luego sirve.    2- Bombones de jamón ibérico y piña: Este bombón de jamón es uno de mis favoritos. No tiene mucha ciencia, pero lo distinto está en el contraste que se crea entre lo dulce y salado. Una combinación que fácilmente monta una fiesta en el paladar. Aunque haya quienes opinen distinto (los de la pizza sin piña), creo que hay que darle una oportunidad.Ingredientes: Jamón ibérico en lonchas Piña (puede ser natural o en almíbar) Palillos de dientes Paso a paso:1. Comenzamos cortando la piña en pequeños cubos. 2. Desplegamos la loncha de jamón ibérico sobre una superficie plana y colocamos un trocito de piña. 3. Envolver la piña con el jamón hasta que quede cubierta. Como las dos superficies no se adhieren, lo vamos a asegurar con los palillos de dientes para evitar que se despegue.4. Como un tip extra, te recomiendo que lo dejes reposar unos 15 o 20 min en la nevera y ¡Listo! Disfrútalo hasta que no quede ninguno. 3-Bombones de jamón ibérico con dátiles y nueces: Es la receta ideal para jugar con los contrastes de sabores que nos dan los ingredientes. Entre lo dulce, salado y crujiente, este bombón de jamón ibérico juega con todos los sentidos.Ingredientes: Jamón ibérico en lonchas Dátiles deshuesados Nueces Queso crema estilo philadelphia (lo utilizaremos para unir los ingredientes) Paso a paso1. Empezamos por picar las nueces, la idea es que queden como un crocanti. 2. Luego, deshuesamos los dátiles y también los cortamos en trozos pequeños. 3. Con los ingredientes picados, cogemos un bol y los mezclamos, añadiendo un par de cucharadas de queso crema para poder ligar los ingredientes. 4. Utilizando dos lonchas de jamón ibérico, formamos una cruz para en el centro colocar una cucharada de la preparación y envolverlo, hasta que quede cubierto y se forme el bombón. 5. Una vez que tengamos los bombones listos, lo ideal es que lo coloques en una bandeja o plato y lo dejes reposar entre 40 y 60 minutos en la nevera. Pasado este tiempo estarán listos para servir. Que los disfrutes. 4-Bombón de jamón ibérico con tomate seco, rúcula y queso:  Una combinación que hace honor al mediterráneo. Junta los sabores más representativos en un valioso bombón. Ingredientes: Jamón ibérico Tomates secos (en aceite, escurridos y cortados en tiras) Hojas frescas de rúcula Queso manchego (o tu queso preferido), cortado en pequeños cubos Paso a paso1. En una superficie plana, coloca una tira de jamón ibérico y sobre su extremo añade unas hojas de rúcula (no más de dos), para luego agregar también una tira de tomate seco y terminar sumando el cubo de queso. 2. Con todos los ingredientes listos, levanta la loncha de jamón y enróllalo. Con una sola loncha no se cubrirá del todo, por eso utilizamos una más de manera horizontal en pos del que el relleno no se escape y no se vea. Utilizando las palmas, hacemos movimientos envolventes circulares hasta obtener los bombones.3. Con todos listos, lo dejamos reposar en la nevera durante una hora, o si tienes mucha prisa, en el congelador durante diez minutos, y ¡voilà!, ya estarán listos para disfrutar. Si te apetece puedes utilizar algunas hojas de rúcula para decorar.   5- Bombón de jamón ibérico y aguacate:  Este bombón de jamón equilibra en armonía, la intensidad del jamón y la suavidad del aguacate.Ingredientes: Jamón ibérico en lonchas Aguacate Perejil Paso a paso 1. Comenzamos preparando el relleno, para eso pelamos el aguacate y lo colocamos en un bol para pisarlo hasta que nos quede un puré. 2. Añadimos el perejil picado y lo mezclamos. Con esto listo, lo llevamos a la nevera durante 15 minutos. 3. Mientras tanto, en una bandeja, estira las lonchas de jamón ibérico, colocando una de manera vertical y otra por encima de manera horizontal, formando una cruz. 4. Ahora sí, agrega con ayuda de una cuchara pequeña el relleno en uno de los extremos del jamón y lo vamos envolviendo, hasta que quede cubierto por ambas lonchas.5. Una vez que termines de prepararlos, lo que te aconsejo es que lo dejes reposar en la nevera durante una hora para que se asienten y mantengan bien la forma. Puedes decorar el plato con unas hojas de perejil alrededor y, por último, recuerda saborearlo hasta el último bocado.   Como ves, ya solo por la relación resultado-tiempo, vale la pena prepararlos. Eso sí, cuanto mejores sean los ingredientes, más ricos estarán. Piensa que en platos sencillos, la calidad de la materia prima es la protagonista. Nosotros utilizamos nuestros productos ibéricos de calidad y de cría sostenible. Te animo a que los pruebes. Conoce nuestros jamones ibéricos
¿Cómo elegir un buen jamón ibérico?

Cómo elegir un buen Jamón Ibérico: 4 aspectos CLAVE

por Eva Robledo en Dec 27, 2023
La oferta de jamones ibéricos en España es enorme, es normal que te surjan dudas a la hora de elegir un buen jamón, pues se trata de una gran cantidad a desembolsar.  En este artículo te enseño exactamente en qué aspectos debes fijarte para elegir un buen jamón ibérico. ¿Qué hace que un jamón ibérico sea bueno? Antes de elegir un buen jamón ibérico, es importante que comprendas qué es lo que hace sea bueno. La respuesta está determinada por varios factores: 1. El origen del cerdo: el primer paso para elegir un buen jamón ibérico es conocer su procedencia. Los jamones ibéricos más valorados proviene de regiones como Extremadura, Andalucía, Jabugo y Castilla y León. Debido a que tienen condiciones climáticas y geográficas particulares que contribuyen a la crianza del cerdo y calidad del producto final. 2. Alimentación y cría: como dice el dicho:“somos lo que comemos” y los cerdos no escapan a eso. Por eso en su alimentación está la clave. Los cerdos ibéricos se crían en libertad en la dehesa y se alimentan principalmente de bellotas durante la montanera (temporada de engorde), una etapa crucial para el desarrollo de su sabor característico. Si este tema te interesa, puedes profundizar en nuestro artículo sobre la montanera. 3. Etiquetas y sellos de calidad: es esencial revisar las etiquetas del jamón ibérico a la hora de ir en su búsqueda, además de los sellos de calidad, ya que así te asegurarás de la pureza del producto. Si es blanca, quiere decir que es jamón ibérico de cebo (no de bellota), alimentado por piensos. En cambio, si es roja, tendrá entre un 50%-75% de ibérico de pura raza. Si es negra, significa que es 100% jamón ibérico de bellota.      Además, de incluir sellos como el DOP (Denominación de Origen Protegida) y el DO (Denominación de Origen), que garantizan que el jamón ha pasado por rigurosos controles de calidad y cumple con los estándares establecidos para la protección y autenticidad del producto. 4. Tiempo de curado: una de las etapas claves para la calidad del producto final. Dependiendo de factores como el tipo (bellota, cebo, etc), y el peso; el `promedio para jamones ibéricos de la más alta calidad tienen un periodo de curación de entre  24 a 36 meses, aunque algunos pueden superar los 48 meses. Por eso, ¡No te olvides! A mayor curación, mayor calidad del jamón.     Como te has dado cuenta, detrás de cada pieza hay un cuidado y proceso que comienza mucho antes del producto final y que continúa incluso terminada su curación. Por eso, estos criterios serán una garantía a la hora de comprar tu jamón ibérico. ¿Cómo elegir un buen jamón ibérico? Ahora que sabes qué es lo que hace que un jamón ibérico sea considerado bueno, voy a explicarte a que tienes que echarle el ojo cuando escojas tu pieza. Y es que, gracias a un estudio que permite medir la calidad del jamón, elaborado por la Universidad de Salamanca en colaboración con la junta de Castilla y León; donde se han sometido a pruebas un total de 91 muestras de jamón ibérico de diferentes marcas y de diversos grados de pureza, raza y de alimentación. A partir de una técnica rápida y no destructiva de registro infrarrojo, se creó un sofisticado panel de cata que propone un sistema de evaluación de 28 parámetros sensoriales basados en el aspecto (veteado, color), olor (intensidad, curado), sabor (umami) y textura (jugosidad, dureza).   Analizando el anagrama, hay cuatro áreas a tener en cuenta para asegurarnos de que estamos en posesión de un buen jamón ibérico: 1. Aspecto y color:  Lo primero que haremos es observar el color de la pezuña de la pata. La uña debe ser negra, de aquí es que proviene la típica expresión de “pata negra”. Luego también influirá el grosor de la pata o diámetro del tobillo. Mirar la parte de arriba, cuánto más estrecha mejor. Esto significa que el cerdo ha tenido una vida con más movimiento y por eso es más estilizado. Cuando la pata es menos delgada y alargada es que es un híbrido.  Al cortar nuestro jamón ibérico, su color debe ser rojo intenso y brillante, con infiltración de grasa veteada, que observaremos al ir cortando las lonchas. Hay que prestar atención a las vetas de grasa alrededor de la parte magra. Si el color es rosado y las vetas blancas forman rayas en general en toda la pieza, es que no son 100% ibéricos. Para confirmar que es ibérico de verdad, debe tener un color cereza y un bloque de grasa que no esté mezclado con el resto. Pero, ¡Ojo! Si el jamón tiene muchas vetas, comienza a sospechar de que no es un jamón ibérico puro. Para que lo tengas en cuenta, aquí te dejamos los 8 Mejores Jamones ibéricos de España: Calidad - Precio 2. Textura y sabor: Uno de los aspectos más distintivos del jamón ibérico y como ya mencioné más arriba, es su grasa filtrada. Su cantidad es importante, ya que aporta jugosidad y sabor al jamón. Una pista para que te des cuenta de la calidad del producto, es que la grasa de un buen jamón, su olor pasa suavemente, casi que desapercibido por la nariz, no se queda atascado e incluso al tocarla, se deshace entre nuestros dedos. Su aroma será agradable y muy característico, con notas de frutos secos y matices dulces. Al momento de probarlo, su textura será suave y untuosa. Pero, en las zonas donde no tenga grasa, notaremos que su carne encuentra totalmente seca, lo que nos va a indicar que contiene muchísimo espesor de sabor. También te será de ayuda nuestro post de RR ibéricos en Cuatro al día en donde te enseñamos como diferenciar tres 3 buenos jamones ibéricos, uno de cebo, otro de cebo campo y nuestro jamón ibérico puro (100% de bellota).   En conclusión Saber elegir un buen jamón ibérico, implica conocer el proceso que hay detrás del producto final, como saber interpretar las señales que nos da el jamón cuado lo tenemos delante.  Un consejo útil es que busques tus productos en tiendas que aseguren el bienestar animal y cumplan con los parámetros que detallamos. Conoce nuestros jamones ibéricos
Los mejores embutidos ibéricos de España

Los mejores 10 embutidos ibéricos de España

por Eva Robledo en Dec 19, 2023
Forman parte del ADN gastronómico e identidad cultural del país. Ya sea para tapear, desayunar, almorzar o cenar, los embutidos ibéricos dicen "presente" en la cocina española. Tanto es así que fuera de nuestras fronteras siguen causando furor. Distribuidos a lo largo y ancho del país, cada región se vuelve peculiar en su producción, diferenciándose del resto. Hoy no hacemos las maletas, pero nos vamos de viaje. En una ruta llena de sabor, vamos a enseñarte los mejores embutidos ibéricos de España y por qué tienen tanta fama. Sin más, que comience nuestro recorrido. ¿Por qué los mejores embutidos son ibéricos? Elaborados a partir del cerdo ibérico, que como ya sabéis es una raza autóctona de la Península Ibérica. Su alimentación y estilo de vida es la base fundamental de la calidad que se obtiene en el producto final. A los cerdos se les permite vagar por los bosques de robles, mientras se alimentan de bellotas, hierbas y pasto.  El clima seco y cálido proporciona las condiciones de curado ideales para producir estos embutidos exclusivos.  A lo largo de los siglos, curar estas carnes se ha convertido en un oficio artesanal. Desde la salazón y el condimento hasta el paciente curado en seco y el añejamiento, los embutidos ibéricos españoles muestran una armonía de aromas, texturas y sabores.  Y como si fuera poco, hay que mencionar los beneficios de su aporte nutricional, ya que su ingesta aporta potasio, zinc, magnesio, proteínas y grasas monoinsaturadas.  Queda así al descubierto el porqué los embutidos ibéricos son los mejores. Detrás de cada pieza hay un cuidado y proceso que comienza mucho antes del producto final y que continúa incluso terminada su curación. Lo que convierte a estos productos en tu mejor elección si buscas sabor, calidad y textura. Los 10 mejores embutidos ibéricos de España de norte a sur y de este a oeste 1-Lacón Gallego:  Una vez más, el norte nos sorprende con sus delicias. Este embutido ibérico, que posee denominación de origen protegida, proviene de las razas Celta, Large White, Landrace y Duroc. Para su elaboración se utiliza la pata delantera del cerdo, el cual es sacrificado a los seis meses, con al menos 90 kg. Su proceso de elaboración tarda unos 35 días, incluyendo salazón, lavado, asentado y secado. Así, el producto final es un lacón redondeado, con bordes perfilados, que conserva todas las partes de la pata, excepto la escápula. Pesa entre 3 y 5.5 kg, con una grasa untuosa que aporta un aroma suave y un sabor ligeramente salado a la carne magra y rosada. 2- La Txistorra:  Aunque es un embutido ibérico originario de Navarra, es en País Vasco donde es más habitual. Un referente gastronómico por su versatilidad, que permite su inclusión en tortillas, guisos, parrillas y bocadillos, solo por mencionar sus usos más habituales, pero la lista continua, tanto como tu imaginación pueda volar. Es similar al chorizo y está compuesta principalmente por carne de cerdo picada y adobada con sal y especias como pimentón y ajo. Es un embutido fresco, ya que no posee un proceso de curación prolongado. Con un sabor más suave que otros embutidos, permite ser consumida fresca, asada o cocida. Te dejamos nuestra recomendación para hacerte de una de las mejores txistorras de Navarra. 3- Morcilla de burgos:  Reconocida desde 2018 por la unión Europea con la indicación de geografía protegida, este embutido ibérico no puede estar ausente en tu tabla. Hecho a base de arroz, sangre de cerdo, cebolla, sal y especias, su elaboración artesanal puede variar entre pueblos de la provincia de Burgos. Gracias a su sabor único y robusto, puede realzar una amplia variedad de platos, como también incluirla en los más elaborados, pues ya saben que para gustos no hay nada escrito. Puedes conseguir tu morcilla auténtica de Burgos aquí, y pasar de saborearte a degustarla. 4-Lomo ibérico de bellota: Como aclara su nombre, este producto es un embutido curado hecho del lomo (la parte lumbar) del cerdo ibérico. Existen varias denominaciones de origen, entre ellas se destaca la de Guijuelo, en Salamanca, y las dehesas de Extremadura.  Con un proceso de curación similar al de jamón, pero más corto (alrededor de 6 meses), ya que el músculo lumbar tiene menos grasa infiltrada que la pierna del cerdo. Este embutido ibérico es de sabor intenso pero de textura tierna y fibrosa. Resulta excelente en platos de pasta, arroces y estofados. Es un producto más versátil en la cocina que el jamón ibérico, así que siéntete libre para cocinar con él. Nosotros mismos contamos con un lomo ibérico de bellota de la máxima calidad y tiempos de curación excepcionales. 5- Cecina: Una especialidad cárnica curada es originaria de la provincia de León. A diferencia de otros embutidos ibéricos que fuimos nombrando, esta es elaborada con los muslos de res salados, ahumados y secados al aire entre 3 y 6 meses, hasta desarrollar una corteza exterior oscura.  Posee un rico sabor carnoso que combina el equilibrio perfecto entre la grasa y ternura. Generalmente, se sirve en lonchas finas como aperitivo o tapa, ya que combina muy bien con el pan, vino y queso, pero también puedes buscar tu combinación ideal. 6- Jamón ibérico de Bellota: Ya sabéis que es nuestro predilecto, pero además de eso, un estandarte de nuestra cultura. Aunque técnicamente no es un embutido, nuestro jamón ibérico de bellota no podía estar ausente de esta lista. Las zonas más reconocidas para su producción son: Extremadura, Andalucía occidental (Huelva, Córdoba, Sevilla), también se suma, Salamanca y algunas zonas de Cáceres y Badajoz. Su color rojo intenso dilatan los ojos de quien lo mire de cerca, con vetas de grasa filtrada que le aportan brillo y jugosidad. Al degustarlo se puede apreciar el aroma intenso pero con un sabor delicado. No hay plato que no vaya bien con él, pero por las dudas, aquí te dejamos nuestro artículo con algunas ideas para que experimentes: 10 ideas creativas de entrantes con jamón ibérico 7- Sobrasada: La sobrasada de Mallorca es todo un clásico de Baleares, que por su popularidad se ha expandido al resto de nuestra geografía. Está hecha a base de carne de cerdo con paprika, sal y otras especies. Su sabor característico proviene del uso de la paprika, que le confiere un color rojizo y al paladar resulta ligeramente picante con un dejo ahumado. El proceso de curación de este embutido ibérico es de aproximadamente 30 días. Al tener una textura suave y untable, se vuelve irresistible para acompañar con el pan y queso, pero también se adapta muy bien a diferentes preparaciones. 8-Morcón ibérico de bellota: Hay varias regiones en donde lo podemos encontrar, entre ellas Extremadura, Andalucía, Castilla y León. Un embutido ibérico similar al chorizo con la diferencia de que la carne usada para su elaboración es de mayor calidad y más magra. Se utiliza el cabecero del lomo de cerdo ibérico alimentado a base de bellotas y adobado con pimentón de Vera. Obteniendo así, un sabor intenso y especiado. Existen muchas formas en la que puedes disfrutar de él; solo queda que busques la que más te tiente, porque el mejor morcón ibérico te lo damos nosotros. 9- Fuet: Desde Cataluña llega uno de los embutidos ibéricos más popular del país, aunque su versión más tradicional es el salchichón de Vic. Este embutido, cuenta con el reconocimiento de Indicación Geográfica Protegida. Elaborado con la carne magra del cerdo, grasa, sal y pimienta, su tiempo óptimo de curación es entre 90 y 180 días. De sabor fuerte y salado, muchos lo prefieren acompañar de manera simple con pan y queso, pero también hay quienes lo incluyen en algunas preparaciones. De lo que estamos seguros es que una vez que empieces con él, no pararás hasta acabarlo. 10- Paleta ibérica de bellota: Terminamos con un imprescindible. Es un embutido ibérico tan típico que no podía ausentarse. A diferencia del jamón, la paleta proviene de la parte delantera del cerdo. Como ya sabemos, se sigue un estricto cuidado hasta llegar a obtenerse el producto final. Pero la gran diferencia respecto del jamón ibérico, está en que la paleta tiene un sabor más dulce y es mucho más versátil al momento de usarla para cocinar. Pero mejor que contártelo es que lo compruebes por ti mismo probando nuestra paleta ibérica de bellota. Conclusión Sin lugar a dudas, los mejores embutidos ibéricos están en nuestras tierras. Pero más allá de su mérito culinario, estos embutidos representan una parte icónica de la identidad. Desde RR Ibéricos abogamos por incentivarte a buscar productos donde su producción sea respetuosa con los animales y amigable con el medio ambiente, como es nuestro caso, con cerdos ibéricos criados en total libertad y alimentados con bellotas y pastos naturales en la Sierra Norte de Sevilla. Siempre con mimo y cariño, consiguiendo así ese producto final de excelente calidad.     Conoce nuestros productos ibéricos
Tartar de salchichón cular ibérico: la mejor receta

Receta de Tartar de Salchichón Ibérico: Fácil y sana

por Eva Robledo en Dec 12, 2023
En épocas donde prima el entusiasmo por preparar nuevos platos y sorprender a nuestros comensales, te proponemos una versión innovadora de un clásico gourmet, hablamos del tartar de salchichón cular ibérico. Una receta rápida, sencilla, sin complicaciones, pero que asegura ser un deleite. El salchichón está entre los embutidos más típicos de nuestra gastronomía, gracias a su sabor fuerte y tan característico, esto lo hace ideal para recrear esta receta. ¿Qué tener en cuenta al momento de preparar un tartar de salchichón? A la hora de hacer un tartar de salchichón ibérico no hace falta ponerle muchos ingredientes para que salga bien. El secreto aquí está en conservar la esencia del ingrediente principal. Por eso, será vital que lo aliñes justo cuando lo vayas a consumir, primero para que no se quede acuoso debido a la larga maceración y segundo, ya que así evitaremos que nuestro salchichón adquiera un color oscuro por el paso del tiempo. Como ya dijimos en la descripción de esta receta, el salchichón debe estar picado. Pero, ¡ojo aquí! Debemos realizarlo con cuchillo o también podemos utilizar las manos. Al hacerlo de esta manera conseguiremos bocados donde los sabores se expresaran mejor que si lo hiciéramos con una picadora, lo cual, por el contrario, compactaría el sabor. Debemos remarcar la importancia de elegir ingredientes frescos y de calidad. Sabemos que son estos detalles los que realmente hacen únicos a los platos. Por eso te recomendamos que elijas nuestro salchichón cular ibérico de bellota, porque es sostenible y porque respetamos los tiempos de curación para que posea la máxima calidad y sabor. Tartar de salchichón ibérico: la mejor receta Llegó el momento de pasar a la acción y comenzar a preparar nuestra receta. Ten cuidado de no distraerte cuando la termines porque seguro que no durará más de cinco minutos sobre la mesa.  Ingredientes: Salchichón cular ibérico de bellota 1 cucharada de alcaparras, escurridas y picadas 1 cucharada de cebolla roja, finamente picada 1 cucharada de mostaza Dijon 1 cucharadita de salsa Inglesa 1 yema de huevo 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen Sal y pimienta negra a gusto Perejil fresco, picado (opcional, para decorar) Tostadas o pan crujiente (para servir) Instrucciones: Paso 1: Comenzamos cortando el salchichón ibérico en pequeños cubos uniformes. Recuerda que puedes hacerlo con cuchillo o bien utilizar las manos. Es aconsejable que esté bien aireada y a temperatura ambiente, con la piel retirada antes de cortarla. Con este paso realizado, cortaremos las alcaparras, los pepinillos y la cebolla roja. Por otro lado, cogeremos un tazón para mezclar la mostaza de Dijon, la salsa inglesa, junto con la yema de huevo y el aceite de oliva extra virgen. Lo batimos hasta lograr que se integre bien y quede una mezcla homogénea. No te preocupes si te queda aún de tu producto, aquí te ayudamos a conservar el salchichón ibérico en 8 pasos Paso 2: Con todo listo, estamos en la recta final de nuestra receta, ahora solo queda unificar todos los ingredientes. Para esto, agregamos los cubos de salchichón cular ibérico a la mezcla que dejamos preparada en el tazón y revolvemos suavemente para que se impregnen bien. Añadimos las alcaparras, los pepinillos y la cebolla roja picada. Mezclamos todos los ingredientes y condimentamos con sal y pimienta a gusto. Recuerda que el salchichón ibérico, de por sí, es salado, así que prueba antes de agregar demasiada sal. Paso 3: Dividimos la mezcla del tartar en porciones individuales y las colocamos en aros metálicos para lograr la forma estilizada que caracteriza al plato. No te preocupes, si no tienes un aro metálico; también lo puedes lograr utilizando las manos y ayudándote con una cuchara hasta conseguir la forma deseada. Paso 4: Para finalizar nuestro tartar de salchichón cular ibérico, decoramos con perejil fresco picado y lo servimos con tostadas de pan crujiente para acompañar. ¡Ahora si a disfrutar hasta el último bocado!  Esperamos que te luzcas con esta propuesta innovadora y deliciosa.  Es parte de nuestro compromiso incentivarte a elegir productos artesanales y sostenibles, por eso desde RR Ibéricos, hacemos hincapié en que elijas ingredientes que prioricen el respeto animal y conservación del medio ambiente.       

Entrega gratis

Por compras superiores a 120€

Contáctanos

Resolvemos tus dudas

Pago seguro

Plataforma de pagos de Shopify