RR Ibéricos Blog

embutido y embarazo

Embutido y embarazo: Preguntas y respuestas

por Eva Robledo en Sep 27, 2022
¿Se puede comer embutido en el embarazo? Como es lógico, la alimentación es algo que preocupa enormemente a las mujeres en estado de gestación. La repercusión de lo que una mujer embarazada ingiere tiene acción directa en el bebé y, por lo tanto, debe mirarse con lupa lo que puede y no puede comer. En cualquier caso, para tomar decisiones sobre la dieta a seguir, la opinión que prima siempre será la de su médico que, tras hacer los reconocimientos pertinentes, podrá pautar con buen criterio qué alimentos pueden ser consumidos y cuáles no.  El embutido es uno de los alimentos con fama de ser apartado durante el embarazo, pero no en todas las mujeres conlleva riesgo. Qué embarazadas NO pueden comer embutido Como decíamos antes, cualquier decisión a este respecto debe pasar por las recomendaciones del médico. Si bien, generalmente, la prohibición o no de comer embutido durante el embarazo va a depender de la prueba de la toxoplasmosis.  La toxoplasmosis es una enfermedad que se produce a causa de un parásito llamado toxoplasma. En mujeres adultas sanas, puede adquirirse sin tener ningún tipo de consecuencia en su organismo pero, durante el embarazo, puede tener consecuencias graves tanto en la madre como en el bebé. El parásito toxoplasma se transmite a los seres humanos mediante la ingesta de alimentos contaminados (generalmente verduras insuficientemente limpias), heces de gato y/o carnes crudas o mal cocinadas. Por esto último no se recomienda el consumo de embutidos si existe riesgo de contagio de toxoplasmosis. Lo “bueno” de la toxoplasmosis es que solo puede adquirirse una vez y, si en las pruebas médicas correspondientes, una mujer gestante da positivo en contagio previo de esta enfermedad, no existirá riesgo en el consumo de embutidos. Cómo comer embutido en el embarazo Las mujeres embarazadas a las que no se les haya contraindicado el consumo de embutidos, podrán tomarlos sin ningún problema siempre y cuando hayan estado congelados, al menos, durante 24 horas o con una curación que sea superior a un año y medio como en el caso del jamón ibérico de bellota.  Como vemos, las posibilidades son enormes, si se atiende a estas recomendaciones. Podrás seguir disfrutando del mejor embutido durante el embarazo sin ningún tipo de problema si eliges calidad y tratas el producto de forma adecuada.  Tipos de embutidos buenos y malos durante embarazo Los mejores embutidos para consumir durante el embarazo serán aquellos que hayan sido sometidos a cocción o garanticen una curación superior a los 30 meses. De esta forma, tendríamos como principales embutidos buenos durante el embarazo los siguientes: La paleta de bellota ibérica Nuestra paleta de bellota ibérica ha sido curada durante, al menos, 32 meses en nuestros secaderos de la Sierra Arcena-Jabugo. Esto implica que existe un riesgo cero de contagio de toxoplasma para la embarazada y su bebé, que podrán disfrutar de la mejor paleta ibérica sin ningún tipo de problema como antes del embarazo y como seguirá haciendo después.  El jamón Gran Reserva Si la paleta ibérica garantiza 32 meses de curación, nuestro Gran Reserva ha sido secado y curado durante, al menos, 40 meses. Es, por lo tanto, tan o más seguro su consumo para la gestante y el bebé, además de ser una magnífica fuente de ácido fólico, absolutamente imprescindible durante el embarazo. Incluso la grasa del jamón se conoce como a lo que coloquialmente denominamos "grasa buena." Embutidos cocidos Aquellos embutidos que hayan sido previamente cocidos como el jamón de york o la mortadela son aptos para embarazadas desde el puto de vista de posibles contagios. Si bien, es importante que los embutidos que se consuman sean de la mejor calidad posible. Por eso, si te decantas por algún embutido cocido, procura que su procedencia sea segura y que se trate de carne de calidad.   Embarazo y embutido ibérico congelado Te habrás dado cuenta de que en el punto anterior no hemos nombrado ni salchichones, ni lomos ni chorizos. Esto es porque no se recomienda su consumo “al natural”.  Pero como comentábamos arriba, no tienes por qué renunciar al maravilloso sabor y su gran valor nutricional aunque estés embarazada. Simplemente debes seguir las pautas de congelación que se recomiendan para cada uno. Es importante recalcar que todos los embutidos embasados al vacío pueden ser congelados.   La congelación en producto al vacío puede hacer probablemente que este se pierda, pero se entiende que se descongela para consumo y no debería de importar.  Si vas a comer pocas cantidades, congélalo por partes y descongela solo las cantidades que vayas a consumir. Todos los productos pierden algo al ser congelados, pero cuanto menos tocino tiene la pieza mejor resultado. Este hecho se debe a que la diferencia no la marca el sabor, si el producto es descongelado y atemperado fuera de su envase correctamente es casi idéntico. Sin embargo, la congelación sí que rompe la estructura interna de cualquier producto. Por eso, cuanto más fuerte es esta estructura (más magro) menos pierde. Es algo parecido al motivo por el que la patata cocida no se puede congelar o se deshace, y sin embargo las legumbres en cambio lo aceptan bien.  Proceso de embutidos ibéricos congelados Caña de lomo y lomito: Se pueden congelar al vacío casi sin diferencia en el resultado. Así, Caña de lomo y Lomito se pueden congelar al vacío casi sin diferencia en el resultado. Y salchichón, chorizo y morcón sufren cambios en la textura, pero no en el sabor.  Salchichón ibérico Cuando hablamos de cómo conservar el salchichón ibérico os dábamos las claves para su correcta congelación. En ese artículo abordamos preguntas frecuentes que se producen al congelar un salchichón como si éste pierde sabor o textura después de este proceso. La respuesta es que puede sufrir cambios en la textura, pero no en el sabor. Algo que hará especialmente felices a las embarazadas que quieran disfrutar del salchichón ibérico pero deban congelarlo para consumirlo.  Chorizo ibérico De la misma manera que el salchichón, el chorizo ibérico es perfecto para congelarse sin que afecte en absoluto a su sabor ni a sus propiedades nutricionales, solamente en la textura podemos advertir un cambio. Este embutido será ideal para tentempiés si estás embarazada, no tienes por qué renunciar a él durante los 9 meses de gestación.    Es seguro comer embutido congelado durante el embarazo Sí, lo es. El principal riesgo que existe al comer embutido crudo durante el embarazo es la adquisición de toxoplasmosis. Cuando congelamos el producto, el parásito queda automáticamente eliminado ya que es incapaz de sobrevivir a las temperaturas extremas de la congelación.  Dicho esto, existen muchas otras prevenciones que puedes tomar contra el toxoplasma y que nada tienen que ver con el consumo de embutidos que, como decimos, es totalmente seguro después de su congelación. Procura no tocar demasiado a los gatos durante el embarazo. Ten especial cuidado con las heces de los gatos, no las toques directamente e intenta que sea otra persona quien las limpie. Limpia y cocina bien los alimentos antes de consumirlo, ya que el parásito que provoca la toxoplasmosis no es capaz de sobrevivir a temperaturas superiores a los 72º. Las frutas y verduras también deben lavarse a conciencia como medida de precaución. Cuándo dejar de comer embutido en el embarazo Dejaremos de consumir embutido durante el embarazo, en primer lugar, si así nos lo indica el médico que esté realizando nuestro seguimiento.  En el caso de que exista riesgo de adquisición de toxoplasmosis o listeriosis, será el profesional médico quien nos indique la prohibición de estos grupos de alimentos.  En el caso de que el embarazo tenga riesgo de sobrepeso, es posible que el especialista nos recomiende reducir el consumo de embutido y otros alimentos similares. No necesariamente se retirarán de la dieta ya que su aporte nutricional es muy favorable durante la gestación, pero es posible que nos indiquen qué tipos deben consumirse y de qué manera hacerlo. En caso de digestiones muy pesadas o reflujo, puede que se recomiende posponer el consumo de embutidos hasta el tercer trimestre para mejorar las molestias que se producen, especialmente, en la primera parte del embarazo. Como decimos, prácticamente cualquier medida relacionada con la alimentación durante el embarazo va a depender exclusivamente de las indicaciones previas de nuestro médico. En el caso de que no haya una prohibición explícita, apuesta por productos de calidad y disfruta sin miedo de tus embutidos favoritos. REFERENCIAS CONSULTADAS: https://cuidateplus.marca.com/reproduccion/embarazo/2017/12/20/-alimentos-realmente-prohibidos-embarazo-152035.html. https://www.mamarie.com/como-comer-embutido-en-el-embarazo/ https://www.elpartoesnuestro.es/blog/2013/04/10/las-embarazadas-los-gatos-y-el-jamon https://letsfamily.es/embarazo/estas-embarazada-dudas-embarazo/ https://www.lavanguardia.com/vivo/salud/20220114/7986109/claves-sobre-infeccion-toxoplasmosis-embarazo-brl.html Nuestros tesoros
que hacer con los huesos del jamon iberico

Aprovecha los huesos del jamón ibérico

por Eva Robledo en Sep 20, 2022
1
El hueso de jamón ibérico es un producto de alto valor gastronómico. No se trata solo de una cuestión de aprovechamiento de una de las múltiples partes del cerdo, sino que el hueso de ibérico tiene categoría suficiente como para ser parte fundamental y, en ocasiones, casi ingrediente único, de grandes platos de la gastronomía española. Grandes y laureados cocineros como el triestrellado Eneko Atxa han revolucionado el mundo de la gastronomía gracias, precisamente, al uso y tratamiento de los caldos concentrados. El cocinero vasco trabaja como nadie el caldo y el consomé, teniendo un lugar especial en su propuesta, el jugo de hueso de jamón ibérico, ya sea como fondo de muchos de sus platos de temporada como en forma de pequeño aperitivo.  ¿Cuánto dura el hueso de jamón? Si vas a hacer uso del hueso de una paleta de ibérico en los días siguientes a haber terminado la carne de gran selección, puedes envolverlo en papel film para que no se seque y cubrirlo con un trapo de cocina para que se mantenga en la mayor oscuridad posible.    En caso de que quieras conservarlo por más tiempo, el hueso de jamón puede congelarse durante hasta 6 meses sin que pierda propiedades ni sabor. Si bien, una vez descongelado, no debe volver a congelarse. ¿Cómo conservar los huesos del jamón? Si has adquirido una pieza entera de paleta o de jamón (algo recomendable si quieres aprovechar todas las posibilidades del producto) puedes acercarte a tu carnicería de confianza y encargar al carnicero o carnicera que te haga los cortes, ya que tendrán las herramientas adecuadas para dicha labor. No se recomienda realizarlo en casa tanto por tu propia seguridad -son piezas muy duras que requieren de herramientas específicas y técnica profesional- como por el posible astillamiento del hueso. Las dos mejores opciones para conservar un hueso de jamón: Para que nuestro preciado hueso de ibérico no se ponga rancio estropeando ese sabor que queremos aprovechar, es importante conservarlo de la forma adecuada. Las dos mejores opciones para conservar el hueso de jamón ibérico son: Envasarlo al vacío El envasado al vacío es una de las mejores maneras de conservación de alimentos. En este caso, es una opción genial para conservar el hueso del jamón. Envasando el hueso de jamón al vacío podrás mantenerlo conservado en un lugar frío como la nevera. Te recomendamos que envases al vacío el hueso de jamón en trozos separados en distintos envases, según el uso que vayas a hacer de él. El envasado al vacío es ideal para que no se adhieran olores de otros alimentos. Una gran manera de disfrutar tu jamón de principio a fin. Congelar Congelar los alimentos es otro de esos métodos infalibles para conservar comida durante mucho más tiempo y, como no podría ser de otra manera, es un truco sobre cómo conservar los huesos del jamón. Eso sí, es muy importante que los envuelvas en trozos de papel de plástico transparente o bien que uses bolsas con cierre. De este modo evitarás que los trozos de hueso de jamón cojan olores y sabores de otros alimentos, así como que esté en contacto con la posible escarcha del congelador.     Ten cuidado con las astillas que mencionamos anteriormente porque puede que si el hueso de jamón está astillado rasgue el envase en el que lo guardes. Simplemente asegúrate de que la superficie del hueso está lisa antes de guardarlo. Por cierto, si tu jamón no se ha terminado todavía, aquí mismo te dejo una guía de cómo conservar tu jamón empezado.   ¿Qué hacer con los huesos de jamón? La diferencia entre un gran plato y un plato mediocre suele recaer en los fondos que se utilizan para la base del mismo. En este sentido, tener un buen hueso de jamón ibérico en casa, es la garantía de platos excepcionales. Te enseñamos todo lo que puedes hacer con un hueso de jamón:  1. Cocido Cocido extremeño, cocido lebaniego, cocido madrileño… cualquiera de nuestras ollas requiere hueso de jamón ibérico para alcanzar el sabor característico de estos platos de semi cuchara a los que la cocción en un buen caldo los harán diferenciarse de un cocido de batalla o un plato para recordar. 2. Escudella  La escudella es un puchero tradicional de la gastronomía catalana que se compone de consomé de jamón, verduras y pollo, galets y una pilota (albóndiga) al centro.  Este reconfortante puchero tiene un caldo muy trabajado ya que la composición del plato pivota sobre la sopa resultante. Es importante, pues, que el caldo cuente con ingredientes de primera para conseguir la consistencia del plato tradicional.   3. Alubias y lentejas al estilo tradicional En el caso de ambos platos, la marcha de la receta comienza con el hueso del jamón, al que en esta ocasión, antes de ponerlo a hervir en agua, se le dora unos minutos en el aceite que después va a utilizarse para pochar la verdura y las carnes que funcionarán como fondo y soporte del potaje.   4.Dados de caldo exprés Utilizando una cubitera para hielos puedes tener dados de caldo de jamón casero para usar cuando mejor te parezca. Para esto, extraeremos la gelatina del hueso mediante cocción. El resultado será un caldo concentrado de jamón listo para usar en cualquier preparación o aliño.   Huesos del jamón ibérico para hacer caldo Es posible que echaras de menos la referencia al caldo de jamón que se hace con los huesos de ibérico. La receta por excelencia de los huesos de jamón es tan sencilla como versátil. Como decimos, los huesos de jamón para hacer caldo no son un apaño ni un “segundo plato” a falta de mejores ingredientes. Muy al contrario, el hueso de un buen jamón o paleta ibéricos, es un producto de primera categoría que debe ser tratado como tal. Para hacer un buen caldo de huesos de jamón, lo prioritario es que el jamón sea excelente. Como es lógico, no obtendremos el mismo resultado de un hueso de cerdo blanco que de uno de bellota. Además, el hueso debe estar en las mejores condiciones, es decir, bien conservado como te indicamos arriba.  Una vez tenemos nuestro ingrediente principal listo -es recomendable sacarlo de la nevera 10 minutos antes de usar si lo tenemos refrigerado- procederemos con la receta. Receta de caldo de jamón: Ingredientes: 1,5 Kg de huesos de jamón ibérico 3,5 l de agua 1 puerro 1/cebolla 2 dientes de ajo (opcionales) Preparación: Limpiaremos de pequeñas suciedades o zonas amarilladas nuestro hueso. Una vez limpio, terminaremos de retirar impurezas hirviendo durante 3 minutos en agua.  Es el momento de poner a hervir los 3 litros y medio de agua que usaremos para el caldo, colocando en la olla los huesos limpios y las verduras.  Cuece durante dos horas a fuego medio alto retirando de vez en cuando las impurezas de la cocción.  Una vez apaguemos el fuego, corregiremos de sal si fuese necesario y dejaremos reposar nuestro caldo al menos media hora antes de utilizarlo o guardarlo. Nuestros tesoros
Etiquetado del jamón ibérico

Etiquetado del jamón ibérico

por Eva Robledo en Sep 13, 2022
¿Por qué se etiquetan los jamones ibéricos?   Cuando se trata de un producto de un valor culinario y económico como el del jamón ibérico, es muy importante que esté correctamente identificado.    Con este propósito, desde el año 2014 se utiliza un sistema de etiquetado para diferenciar los distintos tipos de jamón ibérico, y facilitar así al consumidor la tarea de elegir en plenas condiciones, el tipo de pieza que desea adquirir y consumir.   Según la misma, toda etiqueta de producto envasado debe presentar los siguientes 10 datos:   Denominación del producto  Ingredientes Alérgenos (si los contiene) Cantidad neta Fecha de caducidad o de consumo preferente  Conservación y utilización (en caso de condiciones especiales) Empresa  País de origen Lote Registro sanitario  Información nutricional   ¿Cómo se clasifican los jamones ibéricos?   En España existen las siguientes cuatro grandes denominaciones de origen del jamón ibérico:    DOP Dehesa de Extremadura  CRDOP Guijuelo DOP Jabugo DOP Los Pedroches   Sin embargo y, al revés de lo que se suele pensar, es que la denominación de origen no debe ser un dato decisivo a la hora de clasificar la calidad de un jamón ibérico.    Esto se debe a que las certificadoras imponen, para poder certificarlos, que los cerdos sean de una zona geográfica concreta, donde esa D.O se ha creado.   Las denominaciones de jamón ibérico marcan las pautas de curación del mismo con respecto al jamón de cerdo blanco o el jamón serrano en sus diferentes denominaciones (Teruel, Trevélez, etc), es decir, que no proviene de cerdos ibéricos en ningún porcentaje.    De manera que, el resultado final comparativo, quedaría de la siguiente forma:     Características del jamón ibérico vs jamón de cerdo blanco: CERDO IBÉRICO CERDO BLANCO RAZA  Negro lampiño Lampiño Extremeño Entrepelado Manchado de Jabugo Duroc Landrace Large White Pietrain IBÉRICO 1.Ibérico 100% 2.Ibérico 75%-50% - ALIMENTACIÓN Bellota, pastos naturales y piensos  Piensos de cereal PRODUCCIÓN 10% 90% CURACIÓN 14/36 meses 7/16 meses     *Un dato importante es que cuanta más bellota en la alimentación de los cerdos ibéricos, más tarda en curarse el jamón y la paletilla ibérica. Nuestras paletillas, por ejemplo, tardan 30 meses en curarse, mientras que los jamones no bajan de los 42 meses.   Normativa de etiquetado del jamón iberico Como decíamos, en el año 2014 se aprueba el Real Decreto 4/2014 de 10 de enero, por el que se aprueba la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico.  En realidad, esta norma afecta al resto de productos ibéricos. Por ejemplo, a nosotros nos afecta con los lomos, lomitos, morcón, salchichón, chorizo, que proceden, todos ellos, de carne de cerdos 100% ibéricos. Esta nueva legislación nace con la idea de que mejore la información al consumidor en el etiquetado y presentación, además de proporcionar los recursos suficientes para minimizar el riesgo de estafa a la hora de adquirir una pieza de jamón ibérico. ¿Cuáles son las etiquetas de los jamones? Pasemos a ver, entonces, en qué consiste el etiquetado del jamón ibérico y cuales son las características específicas de cada una de ellas. Tipos de etiquetas para el jamón ibérico por colores Jamón ibérico de etiqueta negra Las características son muy semejantes al etiquetado en rojo en cuanto a tema de alimentación; ausencia de piensos, alimentación a base de bellota, hierba y recursos de la dehesa. Además de estar criados al aire libre. La principal diferencia con la etiqueta roja, radica en la pureza racial de los progenitores, que ha de constatarse como 100% raza ibérica. Por ejemplo, nosotros contamos con productos de etiqueta negra, la mayor calidad dentro de los etiquetados. Jamón ibérico de etiqueta roja La etiqueta roja indica que los cerdos deben tener un mínimo del 50% de pureza racial, pudiendo conseguirse de dos maneras distintas: Madre 100% ibérica y padre 100% duroc En el caso de los jamones con un 75% de pureza racial el cruce será entre una madre 100% ibérica y un padre que sea hijo de una hembra 100% ibérica y un macho 100% Duroc. La alimentación consistirá en montanera de bellota, hierba y recursos de la dehesa, quedando prohibida la alimentación con piensos suplementarios. En caso de que se añada pienso a su alimentación, el jamón pasará a ser calificado como cebo de campo. Los cerdos de etiqueta roja serán criados exclusivamente en libertad.     Jamón ibérico de etiqueta verde  Hace referencia a los jamones de cebo de campo 100%, 75% o 50% ibéricos, en los que el cerdo se ha criado de manera mixta, tanto en la dehesa como estabulado. En cuanto a su alimentación, el cerdo de etiqueta verde habrá comido a base de los recursos naturales que ha encontrado en el campo y, por otra parte, la dieta habrá sido complementada con piensos naturales.     Calidad y etiquetado del jamón Ibérico El porqué de todo el tema del etiquetado es porque el cerdo ibérico infiltra mejor la grasa y el sabor a bellota pero, al contrario que los blancos:    Tarda más en coger peso Acumula más grasa y menos carne magra.    Ambos factores combinados hacen que para curarlo (y más cebado con bellotas) el cerdo ibérico sea el mejor con  diferencia.   Sin embargo, a nivel productivo es un desastre total.    Por eso se cruzan, de este modo se combinan las cualidades de ambos, pero claro, un cruzado de ibérico y duroc:    No es tan bueno para curarlo como un ibérico puro  No produce tanta carne Tarda más en crecer que un duroc ¿Cómo leer las etiquetas del jamón ibérico? La identificación de este tipo de  precintos y etiquetados es sencilla cuando se compra una pieza entera de jamón. Pero cuando el jamón ibérico se compra por lonchas, hay que fijarse bien en el etiquetado y, ante la duda (en caso de que no se adquiera envasado) solicitar la ayuda del profesional que lo sirva. A simple vista, existen algunas características que pueden ayudarnos a diferenciarlos: El jamón 100% ibérico de bellota tiene la carne más oscura de un color parecido al del  vino tinto. Tiene muy poca veta y la grasa blanca forma una especie de 'Y'. La carne tiene un brillo natural producto de la grasa del ibérico y un sabor y olor más intensos, que se pega al paladar. Este sabor se debe a que el cerdo ibérico infiltra en la grasa el sabor a bellota mucho mejor.  Jamón ibérico de bellota cruzado al 50% o 75% : La grasa no hace forma de 'Y' y está repartida por toda la superficie del magro (de color rojo-rosáceo) en forma de finas hebras de blanca grasa, de hecho, cuánto más rosácea y entreverada sea esta zona menos puro es el animal. Al estar alimentado con bellota, se ve la grasa natural. La curación vs etiquetado del jamón ibérico La curación es de extrema importancia, dejando de lado la etiqueta, un jamón o paleta en piezas curado en bodega presenta un color rojizo, tostado.  Sin embargo cuando se cura en cámara frigorífica nunca alcanza este tono y se pone verdoso (eso si tarda menos en curarse y, cabe decir, que no está ni de lejos igual de bueno). Si nos guiamos por el etiquetado, debemos hacer especial hincapié en el tipo de alimentación que recibe el animal, ya que será lo que realmente determine la calidad del producto y marque la verdadera diferencia cuando vayamos a pagar por él.   Nuestros tesoros
Maridaje de cerveza y jamón iberico

Maridaje de cerveza y jamón iberico

por Eva Robledo en Sep 08, 2022
Hace unos días hablábamos de vinos para maridar con jamón ibérico de bellota en el blog.   Al colgarlo en nuestro Instagram, hubo gente que nos pidió lo mismo pero con cerveza y, como véis, nos ha encantado la propuesta.    Ya va siendo hora de dar más protagonismo al  maridaje de cerveza con jamón ibérico.   Como todo/a cervecero sabe, la cerveza es como el café, existen cantidad de variedades distintas para multitud de paladares.   Además de que la cerveza es una de las bebidas preferidas de nuestro país, no está de más señalar que tiene cantidad de beneficios como, por ejemplo, disminuir la diabetes o ayudar a la digestión. (Solo por eso, te mereces una hoy)   Por esta razón, vamos a ver una guía completa de maridaje de cerveza para los diferentes gustos, siempre teniendo en cuenta al jamón ibérico como elemento principal.   ¡Vamos allá!   ¿Qué significa maridaje de cerveza?    Lo primero, para quien no lo sepa, recalcar que el término maridaje hace referencia a la combinación de una comida concreta con aquella bebida que mejor le va o complementa/realza su sabor.   Normalmente se utiliza para vinos, pero ya va siendo hora de ser inclusivos/as.   En este caso, lo que haremos es destacar aquellas cervezas que mejor acompañan al jamón ibérico. Maridaje de cerveza con jamón ibérico   El jamón ibérico es uno de los productos que poseen el ya conocido sabor umami que, para quien no lo sepa, es uno de los cinco sabores básicos que incluyen dulce, ácido, amargo y salado. Este sabor se consigue gracias al ácido glutámico, aminoácido presente en algunos alimentos como el jamón ibérico, los espárragos o el tomate, por ejemplo.   Con esto vengo a decir que, gracias a ese sabor, el jamón marida muy bien con sabores amargos o ácidos, por eso casa a la perfección con algunos tipos de cerveza.   Vamos a ver estos tipos a continuación, pero es importante que te diga que, al igual que el jamón, la calidad de la cerveza, (independientemente del tipo) ha de ser alta. Y más todavía si hablamos de jamón ibérico de bellota. Si buscas una recomendación de buen jamón, te dejo el nuestro. Es 100% ibérico y de cerdos felices criados con cariño y en libertad.     ¿Qué cervezas maridan mejor con el jamón ibérico?   Entre los tipos de cerveza, resaltamos las siguientes   1.Cervezas tipo Lager   Estas cervezas suelen ser las favoritas a la hora de hablar de maridaje con jamón ibérico. Aunque utilicemos este nombre, las cervezas tipo lager son de las más conocidas y fáciles de conseguir (la Mahou clásica, la 1906 de Estrella Galicia, Alhambra, Amstel, Moritz y un largo etcétera.)   Cada comunidad autónoma suele tener una lager favorita, sin embargo, todas ellas maridan a la perfección con el jamón ibérico, pues suelen ser ligeras, refrescantes, suaves y espumosas.   Esto hace que el sabor del jamón ibérico resalte y no se tape.   A mí me gusta mucho la Estrella Galicia para esta combinación, pero es cuestión de gustos. Si tienes una mejor, déjala en comentarios. 2. Cervezas tostadas   Debido al sabor tostado, el sabor de estas cervezas suele ser más fuerte y por eso hay quien dice que casan perfectamente con la agudeza del jamón ibérico. Son dos sabores intensos que se complementan.    3. Cervezas negras   Las cervezas negras, al tratarse de un sabor mucho más amargo, juegan al contraste de sabores. Esto es a lo que hacía referencia al principio, son sabores que sobresalen al gusto y que combinan muy bien con el sabor umami. En este caso, contrastan con ese leve sabor dulce del jamón ibérico.    También es verdad que no son aptas para todos los públicos debido a su característico sabor.   4. Cervezas Artesanales   Muy de moda actualmente, existen infinidad de cervezas artesanales con diferentes toques de sabor, normalmente son más afrutadas y cítricas en comparación a otro tipo de cervezas. Sin embargo, también las hay amargas, picantes, dulces, aromáticas, en fin… un mundo.   Como su propio nombre indica, su elaboración es de tipo artesanal, es decir, sin ingredientes artificiales y, normalmente, sin implicación de máquinas en su elaboración.   Este tipo de cervezas, como las negras, casan muy bien con el jamón ibérico debido también al contraste de sabores. Las mejores cervezas para maridar con el jamón ibérico   Como llevamos repitiendo una y otra vez a lo largo de este artículo, todo depende de gustos. Yo te voy a hacer unas recomendaciones según experiencias de personas cerveceras que conozco y la mía propia, por supuesto.   Si tú tienes alguna en mente que no veas por aquí, sería genial que la dejaras en comentarios, así será de gran ayuda para los lectores y lectoras y para mí.   Las dejo según tipología de cervezas:   Marcas de cerveza lager rubia para combinar con el jamón ibérico  1.Estrella Galicia 2.Moritz original 3.1906   Marcas de cerveza tostada  para combinar con el jamón ibérico  1. La virgen jamonera: Precisamente nace para rendir homenaje al jamón ibérico. Se caracteriza por un color rojizo y maltas tostadas usadas para su elaboración. Se define como la compañera perfecta del sabor ibérico y no podía faltar en este artículo. ​​1906 Red Vintage La cerveza Turia  valenciana también suele combinar muy bien. Marcas de cerveza negra  para combinar con el jamón ibérico    1. Guiness: Aunque suene a topicazo, pienso que este clásico irlandés no debe faltar en este artículo. Se trata de una de las cervezas más conocida internacionalmente y por algo es. Muy amarga, cremosa y con toque a café. 2. Rosita, esta vez una cerveza nacional y artesanal. Es curiosamente ligera para ser una cerveza negra y con un agradable gusto a avellanas 3. 1906 black Coupage   Cervezas sin alcohol para el jamón ibérico  1. Buckler 0,0: Se trata de una cerveza negra muy lograda, cuenta con un aroma amargo que recuerda al café natural. 2. SuperBock 0,0: La clásica portuguesa 0,0. Se caracteriza por su frescura, el relieve afrutado y el cereal. En boca el sabor es dulce, con buena acidez, con leves toques amargos y refrescantes. En fin, pongo algunas relevantes que me han chivado por ahí, y otras de gusto personal. Ahora, lanzo una pregunta que ha ido cogiendo más y más fuerza a medida que escribía este artículo. ¿Existe alguna cerveza que no combine con el jamón ibérico? Ahí lo dejo.  Nuestros tesoros
Los mejores vinos para el jamón ibérico de bellota

Los mejores vinos para el jamón ibérico de bellota

por Eva Robledo en Aug 31, 2022
El maridaje del vino y los ibéricos puede sonar a topicazo, pero hoy vamos a demostrar que no todo se reduce a jamón ibérico y vino tinto, y que el mundo del maridaje no tiene por qué oler a neftalina.   Vinos para acompañar el jamón ibérico de bellota Las características especiales de la raza del cerdo ibérico, su dieta rica en bellotas y la tradición centenaria de curación transmitida de generación en generación son factores que contribuyen a su compleja paleta de notas cárnicas afrutadas, de nuez y caramelo que es tan codiciada. El acompañamiento de un producto tan especial, por lo tanto, es clave en su degustación. Con la elección del vino podemos ensalzar el jamón ibérico o, por el contrario, anular o minimizar su genuino sabor. Gracias a su alimentación natural a base de hierbas y bellota, con un alto contenido en ácido oleico, los cerdos ibéricos poseen una concentración mucho mayor de antioxidantes y ácidos grasos insaturados, lo que les confiere una textura sedosa y un sabor más intenso que el de los jamones serranos o cualquier otro jamón ibérico de menor calidad.  La elección del vino, por lo tanto, debe tener en cuenta todas estas características palatales.  Para que esta elección os resulte sencilla, hemos elaborado una lista de caldos ideales para su degustación. ¿Qué tipo vino va con jamón ibérico? Como decíamos al principio, la asociación histórica del jamón ibérico de bellota se hace con el vino tinto, pero las nuevas tendencias gastronómicas lo descartan como única elección.  Actualmente, las preferencias del vino para tomar con jamón ibérico, también se inclinan hacia los vinos blancos secos, los vinos burbujeantes y los vinos de Jerez.      Tipos de maridaje para el jamón ibérico de bellota 1. Vinos blancos Los vinos jóvenes por su frescura, aroma afrutado y acidez no podrán maridar tan bien el jamón. En cambio, los vinos blancos de media crianza, como algunos Chardonnay de Borgoña o Viura blancos de Rioja pueden ofrecer unos sabores perfectos para maridar jamones ibéricos de no muy larga crianza.   Los vinos blancos suelen ser los favoritos de los enólogos para este tipo de maridaje. Esto se debe a la ligereza de este tipo de vino, ya que no mata el sabor del jamón ibérico de bellota y la apreciación de su sabor es mucho mayor. Ejemplos de vino blanco ideal para jamón ibérico de bellota: Domaine Jeannot 2018, 12,70€ Patriarche, 13,10€ Monte Real blanco, 5,31€ Barón de Ley blanco, 7,65€ 2. Vinos tintos El jamón ibérico hace una excelente combinación con tintos jóvenes elaborados con maceración carbónica. Algunos ejemplos que maridan de forma excelente con el jamón ibérico son: Garnacha Salvaje del Moncayo, 7,49€ La joven Garnacha, 4,95€ Pese a que la garnacha cumple su función de maridaje de forma muy competente, siempre será preferible decantarnos por vinos más envejecidos que posean un buen nivel de acidez como contrapunto a la grasa del jamón. Somontano Fermina, 6,85€ Godelia Mencía tinto, 12,90€ 3. Cavas El cava es uno de los vinos que mejor marida con el jamón ibérico. La particular personalidad del cava lo convierte en el compañero de viaje ideal de los jamones de larga curación. Con el cava, creamos el conocido maridaje por contraste, que también ocurre con los vinos blancos. ¿Por qué se le llama así? Porque con este, conseguimos limpiar el sabor previo de nuestro paladar y apreciar en su totalidad el sabor del jamón ibérico de bellota. Cava Primavera, 4,51€ Cava Alma Atlántica by Martín Códax, 8,50€ Cava Gran Reserva Brut Nature Rovellats, 16,50€   Entonces, ¿cuál es el mejor vino para tu ibérico?    Me imagino que ya sabes lo que te voy a decir: para gustos los colores. El vino, de por sí, es un alimento muy personal y ¡ya no hablemos de cómo son los paladares! Yo, personalmente, me decanto por vinos blancos. Me gusta disfrutar del sabor íntegro del jamón ibérico de bellota. Y si el vino tiene un ligero sabor a madera, mejor que mejor. Suena muy purista, soy amante del jamón. Y para ti, ¿cuál es el mejor?
como conservar salchichon iberico

Conservar el salchichón ibérico en 8 pasos

por Eva Robledo en Aug 24, 2022
El salchichón ibérico es un embutido de alta calidad muy apreciado. Para su elaboración se utilizan carnes ibéricas seleccionadas y una mezcla de especias que aportan ese olor y sabor tan característicos. Cómo conservar el salchichón ibérico Tratándose, como se trata, de un embutido de excepcional calidad, el método de conservación es fundamental. Debe evitarse que, desde la producción del embutido a la apertura de este por el consumidor final, se pierdan propiedades, matices y aromas de la carne. Para ello utilizamos el envasado al vacío.  A diferencia del método de conservación por congelación, el envasado al vacío nos permite que la carne se conserve tal y como la hemos producido sin que sufra ningún tipo de alteración en la receta tradicional.  El envasado al vacío permite conservar el salchichón ibérico de bellota con total seguridad, dando como resultado que el salchichón que llega a vuestras casas sea exactamente el mismo que hemos testeado y aprobado con nuestros expertos. Envasar al vacío el salchichón ibérico para su conservación no es otra cosa que extraer todo el aire entre el envase y el producto para que este permanezca intacto.  ¿Cuánto tiempo dura un salchichón? Las carnes envasadas al vacío duran entre 3 y 5 veces más que las carnes preservadas mediante otros métodos de conservación.  Como tenemos entrega en 24-48 horas desde salida del secadero y por tanto del frío (no enviamos nada en verano los viernes), el producto no sufre ni pierde un ápice de calidad. A la pregunta de cuánto tiempo dura un salchichón envasado al vacío, la respuesta es que depende.  Por este motivo la adquisición online de productos de alta gama como el salchichón ibérico garantizan una mayor durabilidad del alimento, ya que se entregan directamente en la puerta de vuestra casa sin abandonar en ningún momento su temperatura ideal de conservación. Para saber cuánto dura nuestro salchichón ibérico antes de ser abierto, te recomendamos que sigas la fecha que indicada en su envase. El salchichón lleva una fecha se consumo preferente, es de un año desde la fecha de envasado pero no es absoluta, puede consumirse en condiciones idénticas de calidad mucho después, si bien para ello es necesario conservarlo al vacío en frío (en la nevera). Esto es primordial si la temperatura ambiente supera los 25 grados, por eso en verano es necesaria la refrigeración y en invierno no.  ¿Por qué conservar el salchichón ibérico? La razón de conservar el salchichón ibérico es, como decimos, proteger los matices y aromas de la carne para que puedan disfrutarse plenamente y sin ningún tipo de alteración. Utilizamos métodos de curación y especiado tradicionales que le otorgan a nuestros productos verdad, historia y un sabor inimitable. Nuestra principal prioridad es transmitiros esto en cada rodaja de salchichón. Por eso es tan importante su método de conservación antes y después de su apertura en casa.     Métodos: conservar una vez abierto Veamos ahora cómo conservar el salchichón ibérico una vez abierto su envase. Si sigues nuestros consejos podrás disfrutar de este productazo con la misma intensidad del primer día.  Pasos para conservar el salchichón abierto En caso de que no cuentes con una envasadora al vacío en casa (por cierto, algo de lo más normal) la mejor manera de conservar el salchichón ibérico en las mejores condiciones es seguir los siguientes pasos:   Escoge un lugar adecuado   Siempre que guardes embutido de calidad debe ser en un lugar lo más oscuro, fresco y seco que tengas en casa. El embutido ibérico no tiene por qué conservarse en la nevera si la temperatura, como indicamos arriba, no supera los 25 grados. En caso de conservarlo en el frigorífico, se recomienda guardar el embutido en uno de los compartimentos de la nevera cerrados como cajones o queseras.   Cuélgalo correctamente Una vez empezado, el salchichón ibérico debe colgarse hacia abajo. Es decir, la parte por la que lo hemos comenzado debe quedar hacia abajo para que la grasa del mismo circule en esa dirección y ayude a mantener el embutido uniformemente engrasado y jugoso.    Dale tiempo Si tenemos el salchichón en la nevera, lo sacaremos del frío y retirar del vacío 90 minutos antes de consumir (viene en nuestro etiquetado) esto es para que atempere y sude, recuperando su sabor.   Diferencias de conservación entre verano e invierno Si el ambiente está menos de 25 grados se saca del vacío y se cuelga en lugar seco (si no se enmohece) y apartado de la luz. Puede durar más de una semana  sin perder propiedades (incluso las gana porque se endurece y coge más sabor a curado). Esto no ocurre por encima de esa temperatura. Si lo conservamos de esta forma en verano suda demasiado y se reduce el tiempo en que puede estar colgado. Hasta dos días pueden ser mucho en localizaciones en las que se superen los 35 grados.  Es por esto que durante el verano es mejor volver a meterlo en la nevera una vez abierto (mejor envuelto en film plástico) y repetir la operación de atemperado antes de volver a comerlo. Mantén el embutido bien aislado   Si tienes que guardar el salchichón en la nevera es importante que lo hagas lo más hermetizado posible. Para ello, utiliza una bolsa de congelación con cierre o, en su defecto, papel film. No guardes tu salchichón ibérico en contacto directo con otros alimentos. La piel no se quita   Cuando procedas al corte del salchichón, intenta que la piel de la carne que no vas a consumir no se retire. La tripa del embutido es su preservador natural e influye mucho en el mantenimiento de la carne. Protege la zona de corte   Puedes hidratar el corte del embutido con un poco de aceite de oliva y cubrirlo con papel film o de aluminio a medida que vayas avanzando en su consumo. Esto también evitará que algún insecto como las moscas se pose en nuestro delicado embutido. El corte importa   Utilizar el cuchillo adecuado (liso y bien afilado) es importante para que las fibras no se abran. Cuanto más limpio sea el corte, menos se rasgará el embutido y mejor será la conservación de los centímetros expuestos. El corte se hará de forma longitudinal en diagonal. Esta inclinación contribuye a que la grasa circule mejor en la caída posterior.
como empezar paleta iberica en casa

Cómo empezar una paleta ibérica de bellota en casa

por Eva Robledo en Aug 16, 2022
En ocasiones, el miedo de no saber cómo empezar una paleta ibérica de bellota hace que no nos llevemos esta magnífica pieza a casa. En este artículo veremos cómo no solo no es difícil, si no que puedes empezar una paleta ibérica de bellota como un profesional con menos esfuerzo de lo que imaginas.     Utensilios necesarios para empezar la paleta Contar con los utensilios necesarios para empezar la paleta ibérica es importante tanto para que la pieza no sufra y poder extraer el mayor potencial al producto, como por nuestra propia seguridad. Si no contamos con utensilios apropiados para realizar el corte, puede ser peligroso, así que prestad atención a lo que necesitamos para empezar nuestra paleta ibérica en casa. Utensilios para empezar la paleta: Cuchillo Necesitaremos un buen cuchillo jamonero que sea largo y flexible Cuchillo para descortezar Es tan importante como el anterior. En este caso será estable y pesado con hoja ancha y fuerte y filo liso. Cuchillo para el deshuese Es un cuchillo corto y robusto que nos resultará de gran utilidad cuando ya no podamos extraer la carne en forma de finas lonchas. Soporte jamonero Cuenta con dos piezas bien diferenciadas: la sujeción, de metal, que mantiene la paleta ibérica estabilizada, y la tabla de madera sobre la que se apoya la paleta y se recogen la grasa y las virutas resultantes del corte. Afilador Porque un cuchillo mal afilado es nuestro peor enemigo cuando de cortar una pieza gourmet como la nuestra se trata.  Partes de la paleta ibérica Para saber cómo cortar una paleta ibérica, debemos conocer bien sus partes. Veréis como no es difícil en absoluto. La paleta ibérica tiene seis partes bien diferenciadas, ¡veámoslas! Maza Es la parte más jugosa. Tiene la mayor cantidad de grasa infiltrada. Colocaremos la pezuña hacia arriba si es por esta parte por la que queremos empezar. Contramaza o babilla Tiene menos carne que la maza y está situada justo en el lado contrario a la maza, de ahí su denominación. Al estar más pegada al hueso, su sabor es más curado y potente que el de la maza. Colocaremos la pezuña hacia abajo si queremos comenzar nuestra paleta ibérica por aquí.  Jarrete El jarrete es una carne de sabor muy intenso y que se encuentra en la zona donde se unen la maza y la contramaza. Suele cortarse en forma de taquitos y se utiliza en elaboraciones gastronómicas de todo tipo. Cuando la paleta es ibérica de bellota, las preparaciones con jarrete son mucho más sofisticadas y apreciadas. Codillo Se encuentra entre la unión de los dos huesos de la pata donde se forma el codo. Es la parte por la que se empiezan a cortar las láminas . Caña Es la zona con más dificultad de acceso para el cortador. Está muy pegada al hueso, pero si lo hacemos bien, lograremos extraer una rica carne curada muy valorada en gastronomía para realzar sopas frías y parmentiers. Pezuña Si la paleta es ibérica, la pezuña será generalmente negra. Será la parte por la que esté sujeta la pieza de paleta ibérica y su posición determina la localización de las demás partes. ¿Cómo se empieza una paleta ibérica? Antes de empezar  1.Colocar la paleta en el jamonero. El primer paso es colocar nuestra paleta ibérica en el jamonero. Es importante que la paleta de bellota esté bien sujeta para evitar que durante el corte se escurra o se mueva. Utensilios necesarios a mano. Una vez tengamos nuestra paleta ibérica de bellota firmemente sujeta, procederemos a comprobar que el resto de utensilios se encuentran en las condiciones adecuadas. Esto es, que los cuchillos estén bien limpios y afilados. Plato para las láminas. Ten a mano el plato en el que vas a ir colocando las láminas de paleta. Es preferible usar cerámica o porcelana. Aunque sea estéticamente resultona, la pizarra o la madera, no son buenos materiales en los que depositar un producto como este ya que absorben la grasa de este maravilloso embutido, desmereciendo el resultado en boca. Cortando la paleta ibérica: Pasos necesarios Eliminar la corteza En cuanto al proceso, lo primero, será ir eliminando la corteza poco a poco hasta llegar a la carne. Intentaremos no cortar más corteza de la necesaria, ya que esta es el conservante natural de la carne. Reserva la grasa de la paleta A medida que vayamos accediendo a la carne, nos iremos encontrando con la película de tocino que la recubre. Es su mejor conservante, por lo que reservaremos algunas de las láminas de tocino que vayamos retirando para poder cubrir el producto que quede expuesto y no se oxide o se reseque al contacto con el aire. Separa el hueso del codillo Antes de empezar a retirar las láminas de la paleta, haz un corte alrededor del hueso del codillo. Con el cuchillo corto o una puntilla, separa la carne colindante a este hueso para que después las láminas se extraigan con mayor facilidad evitando romper fibras de la carne. Separa el hueso del abanico En la parte más ancha de la paleta se encuentra un hueso grande conocido como abanico. Con este hueso aplicaremos el mismo proceso que en el punto anterior, dejando libre la carne del hueso. Esto nos permitirá hacer cortes rectos de forma cómoda y rápida. Corta de la pezuña hacia a ti Cuando iniciemos el corte de la paleta lo haremos con el filo del cuchillo desde la zona más próxima a la pezuña en dirección a nosotros mismos. Haz los cortes de forma delicada, sin prisa, teniendo cuidado de que el cuchillo no resbale. En esta parte del proceso puedes ayudarte de unas pinzas para retirar las láminas que vayas consiguiendo.   Si estamos cortando bien nuestra paleta ibérica de bellota, las lonchas serán muy finas, de unos 4 o 5 centímetros de ancho. Una vez terminemos con la parte que podemos extraer en lonchas, nos acercaremos al hueso con cuidado y seguiremos extrayendo la carne más curada en virutas o tacos con el cuchillo corto. Una paleta ibérica debe quedar completamente limpia de carne sin que nos suponga gran dificultad. ¿Por qué lado se empieza la paleta? Es recomendable colocar la pezuña hacia arriba y comenzar nuestro corte por la maza si vamos a consumir la paleta ibérica con rapidez. En hostelería, reuniones familiares o fiestas, esta es la parte por la que se recomienda comenzar la paleta. Al ser la carne más jugosa y abundante de la pieza, se recomienda consumirla en primer lugar para que no sufra y se seque, echando a perder sus increíbles notas de sabor y su jugosidad característica. Por el contrario, si lo que queremos es comenzar por una parte más curada y que sufra menos con la exposición al aire, colocaremos la pezuña hacia abajo, empezando a cortar por la contramaza. Por cierto, te dejo aquí nuestro post sobre cómo conservar un jamón en casa, te será útil para la paleta ibérica también.   Tiempo aproximado de corte Este apartado es relativo y depende de la pericia y práctica que tengas en el arte del corte jamonero. Los cortadores de jamón profesionales van a una velocidad de corte que en casa, es difícil igualar. Para una persona que esté iniciándose en el corte jamonero, plato de unas 25 o 30 láminas de paleta, puede llevarle unos 15 minutos de “trabajo” con la paleta. Eso siempre y cuando, el cortador o la cortadora no saque una lámina de paleta para el plato y otra para ella. Esto alargará el tiempo de preparación y posiblemente disminuya la paciencia de los comensales.   Espero que te haya gustado nuestro tutorial. Si te gusta la paleta ibérica de bellota, estoy segura de que la nuestra te encantará. Se tratan de paletas de cerdos raza 100% ibérico lampiño, criados en libertad y alimentados con bellotas y pastos naturales en la Sierra Norte de Sevilla. Puedes adquirirla haciendo clic aquí mismo.
Diferencias entre el lomo y el lomito de cerdo ibérico

Diferencias entre el lomo y el lomito de cerdo ibérico

por Eva Robledo en Aug 09, 2022
Cuando se trata de embutidos de alta calidad, cualquier matiz es importante. En este caso, el diminutivo influye en más de lo que podemos pensar, marcando la diferencia en aspectos que te desgranaremos a continuación. Así que si tu pregunta es si el lomo y el lomito de cerdo son lo mismo, la respuesta es no, no lo son. Veamos en qué se diferencian. Diferencias entre lomo y lomito iberico Qué es el lomo ibérico de bellota El lomo es una carne extremadamente magra que proviene de la zona que se encuentra entre el espinazo y las costillas del cerdo. Es una de las partes más sanas y con menos grasa del animal.  El lomo de bellota ibérico se adoba y se embucha en la tripa natural del cerdo sin nada de grasa a su alrededor, dando como resultado la caña de lomo ibérico que todos conocemos.  El lomo de bellota ibérico es uno de los embutidos más demandados y apreciados en todo el mundo, por su delicado sabor y su extraordinaria textura, resultado de una alimentación extremadamente cuidada del animal y una vida activa y feliz. Qué es el lomito ibérico de bellota También conocido como cabecero de lomo ibérico o presa ibérica, el lomito de cerdo ibérico es un producto que se extrae de una parte todavía más selecta (y escasa) del cerdo que el ya de por sí exquisito lomo ibérico. Es, por decirlo de alguna manera, una delicatesen dentro de un producto gourmet.  El proceso de elaboración es similar al del lomo ibérico, pero el tipo de carne magra que utilizamos es distinto. En el caso del lomito de cerdo ibérico utilizamos el corte llamado presa o lagarto, que se encuentra junto a la paleta. Forma parte de lo que se conoce como cabecero del lomo y cada animal produce únicamente dos piezas de, aproximadamente, 500 gr cada una. Diferencias entre el lomo y el lomito ibérico Como hemos visto, una de las principales diferencias entre el lomo y el lomito de cerdo ibérico, es la zona de la que procede su carne. ¡Pero no es la única! De hecho y, como decíamos al principio de este artículo, la mayor distinción entre ambos radica en los matices. En este caso, matices en las texturas, valor nutricional y, por supuesto,  el paladar. El lomito de cerdo ibérico es una carne, por lo general, más jugosa que la del lomo ibérico.  En los lomos y lomitos de cerdo ibérico la infiltración de grasa se presenta como un veteado.  Debido a que el lomito lleva más pimentón, se oscurece y se aprecia menos a la vista que en el lomo el veteado. Por esta razón, el sabor del lomito es más robusto. Maridajes del lomo y el lomito ibérico Los maridajes de ambos también difieren. El lomo de cerdo ibérico funciona excepcionalmente bien con uvas más dulces como el albariño, tempranillo o garnacha. El contraste de los vinos afrutados es el contrapunto perfecto para este embutido de extraordinario sabor. En el caso del lomito de cerdo ibérico, al ser su sabor más robusto los vinos como el rioja o el txacolí ayudan a realzar la sutileza del veteado, consiguiendo potenciar su delicada textura y todos los matices de su carne.   ¿Cuál es el mejor lomo ibérico de bellota? El mejor lomo ibérico de bellota es aquel que proviene de animales 100% criados en dehesa y alimentados de forma sostenible y natural.  A esos efectos, criaderos como los de RR ibéricos, garantizan que el origen del producto final, cumple exhaustivamente con todas las características que la denominación exige. Si estás pensando en hacerte con el mejor lomo ibérico de bellota, esta son las características que debe tener.   Características del lomo y el lomito Curación De 4 meses A la vista Color rojizo y anarajado intensos, fruto del uso de pimentón natural  Al olfato Ligeros toques a bellota e incluso a madera, siempre sutiles Textura Suave pero con mordida  Sabor Un buen lomo ibérico de bellota llenará todo el paladar del catador, percibiendo este la intensidad del umami y cierto retrogusto dulzón.    Conoce nuestra caña de lomo ibérica 100% de bellota
T-800 con RR Ibéricos

Verano 100% Ibérico

por Alvaro Montero Gonzalez en Jun 27, 2022
Animámos este verano con la campaña #verano100iberico y con una oferta en nuestas paletas 100% ibéricas,¡No pierdas la oportunidad!
Etiquetas norma RR Ibéricos

¿Qué son las etiquetas y que son las vitolas?

por Alvaro Montero Gonzalez en Jun 01, 2022
1
Recientemente nos han llegado las nuevas vitolas, que no son otra cosa que las etiquetas de los productos que vendemos. Estás etiquetas siguen la normativa al igual que cualquier otro producto que podéis comprar en el supermercado. la información nutricional, la caducidad, etc.. En nuestro caso, también incluimos un indicativo de Traza & Control. Que es una empresa que certifica el origen de los animales y así como el procesado de los productos hasta la venta al consumidor final. Así son las vitolas: ¿A que viene todo esto? Pues para poder hablaros de las etiquetas de la normal del ibérico. Que no son lo mismo y que esta regladas por un Real Decreto, dirigido específicamente a los productos ibéricos. Entendidos como aquellos que provienen de cerdos ibéricos. Es importante tenerlo en cuenta porque las etiquetas son distribuidas en el número exacto de jamones y paletillas que un productor va a curar, y que cuando se usan correctamente te dan mucha información sobre el producto que compras.  Aquí os ponemos una imagen que resumen como funcionan, agradecimientos a la web del paladar: Espero que esto os ayude en vuestra próxima compra a identificar cual es la naturaleza real del producto que vais a comprar. Podéis ignorar el resto de etiquetas porque estas son las realmente importantes. Nuestros tesoros
RR Ibéricos - Primavera en la Sierra Norte de Sevilla - Productos ibéricos de bellota - RR

RR Ibéricos - Primavera en la Sierra Norte de Sevilla

por Alvaro Montero Gonzalez en May 19, 2022
Ya estamos en primavera y las últimas lluvias se han hecho notar. Hay que aprovechar del campo en esta época del año en la que todo se llena de flores. Las encinas y alcornoques son los arboles que dan la preciada bellota tan querida por nuestros cerdos ibéricos como por los amantes del Jamón Ibérico de bellota. Así es como luce la dehesa de la Sierra Norte de Sevilla:       Nuestros tesoros

Entrega gratis

Por compras superiores a 120€

Contáctanos

Resolvemos tus dudas

Pago seguro

Plataforma de pagos de Shopify